martes, 22 de octubre de 2013

Yo si me avergüenzo

Tengo una marcada querencia por los libros de política española,  de difícil origen y explicación. Una de las razones es que siempre acaban saldados y, por tanto, a su justo precio; otro que son muy zafios, casi tanto como sus protagonistas; y la última, por no extenderme mucho, porque son un insustituible bálsamo contra cualquier veleidad de transcendencia.

Por una apuesta perdida y por obligación me he visto obligado a leer No os avergonceís, un panfleto de reciente aparición cuya autoría corresponde a Beatriz Talegón, esa genuina representante de "la generación mejor formada de la Historia" que se hizo famosa hace un nueve meses por su discurso youtubizado en un congreso sin la más mínima transcendencia: ni por los ponentes, ni por el enclave, ni por la temática.

Era en Cascais, eran los jóvenes socialistas de no se donde, y era un brindis al sol, donde la simpática Talegón aprovechó su tribuna para criticar el hotel donde se hospedaban. No era una crítica de TripAdvisor, era una crítica del tipo de esas niñas preadolescentes que también suben al estrado durante algún mitín del Partido Comunista Cubano y lanzan una encendidas soflamas que sonrojan a cualquiera.

Como vivimos tiempos de zozobra y de mucha estupidez, Talegón saltó al estrellato. No es que lo evitase, es que se subió a la ola y desde entonces surfea encima, con desigual suerte. Su fenómeno es paralelo al del descrédito de la política, la piojosa movilización del quincemismo y el Principio de Peter.

Ahora la editorial Destino, especializada en ese género de subproductos a través de su colección Imago Mundi (et errumabo ego te, añadiría yo) da tribuna literaria a Talegón, que desaprovecha la oportunidad: subtitulado La joven socialista que apuesta por regenerar la política, sus 172 páginas son un ejercicio de necedad que no cuida nada, ni siquiera las formas.

El panfleto está dividido en dos partes muy diferenciadas, asimétricas y sin ninguna amalgama entre ellas: la primera es un largo excurso sobre los años de democracia y la segunda es un manifiesto político, que supuestamente refleja el pensamiento y las aspiraciones de Talegón. Yo creo que esto último lo logra con creces, para demérito de la autora.
Los cinco primeros son libros, el último es otro tipo de papel

Talegón dice que en la escuela le enseñaban cosas como "las tablas de valencias, las eras geológicas", pero no "inteligencia emocional, del lenguaje no verbal. De la importancia de aprender a ser feliz (...) nos pusieron una línea de salida y empezaron a calificarnos con números: del más listo al más tonto. Así, con descaro", se supone que el mismo descaro que ella tiene para presentar este libro, y la editorial para pedir 12´90 euros a cambio. Más adelante (pág 66) añade que en la escuela se tiene que "desarrollar aptitudes como la empatía, la habilidad para resolver conflictos, técnicas de relajación..."

Después de todo este llamamiento a la meritocracia y a la cultura del aprendizaje y el esfuerzo, el libro avanza a ritmo de canciones, de las que autora no duda en dedicar páginas enteras a reproducir letras, y encabezar cada capítulo con estribillos de gente como Nacho Vegas y menciones a Sidonie o M-Clan. Este es el nivel, señores. El futuro era esto: la generación mejor formada de la Historia.

Sonaba en la radio una canción desenfadada, Bailando, de Alaska y los Pegamoides. Símbolo de que, tras el susto del "¡se sienten, coño!", la sociedad española movía la pierna, movía el pie, movía la tibia y el peroné; tenía el cuerpo muy mal, pero una gran vida social
El libro, aunque comparto generación con Talegón, no está dirigido a mí. Está dirigido a eso informe llamado "masa" y que el político identifica como "votante", con una mezcla horrorosa de datos romos y vacíos, además de hitos muy comunes, con una extraña retahíla cuando elenca los escándalos de De la Rosa (pág 52): "Grand Tibidabo, la Operación Wardbase, el caso Icsa-Impasa, el caso Telecinco", que ni un avezado lector de Jesús Cacho sería capaz de descifrar, no les digo ya la propia Talegón.

En muchos pasajes del panfleto queda muy claro que a Talegón le han escrito el libro. Nacida en 1983, afirma sobre el Quinto Centenario del Descubrimiento de América, celebrado en 1992: "La pregunta que  muchos nos hacíamos ya entonces era cómo se podía hablar de "descubrir" si, cuando Colón había llegado allí, ya había gente. Lo que nació como un planteamiento infantil ahora se convierte en crítica. Quizá sea más acertado decir que en aquel momento una parte del mundo conoció a la otra, un encuentro de culturas, dicho suavemente". Precisamente el lema de 1992, repetido hasta la saciedad, fue "el encuentro de culturas", mucho más que descubrimiento.

No merece la pena detenerse en los muchos ejemplos que hay de esto, y de la propia incapacidad de Talegón (con el 11-S, que tenía 18 años, afirma que "no entendíamos nada, pero no nos sorprendió llorar junto a nuestro padres al ver a la gente saltar desde las ventanas al vacío") y de su escribano para no cometer errores (pág 95, se afirma que "explotó el tanque del buque Prestige", donde seguramente tanque es un vehículo militar de tracción con oruga; en la pág 98, que Rafael Simancas ganó las elecciones regionales madrileñas de 2003), hasta el punto de (pág 101) afirmar que "el 11 de marzo había huelga de estudiantes en las Universidades de Madrid. Por eso algunos nos quedamos a estudiar en casa". Ya. Con esos resultados.

Dependerá de todos nosotros que sigan llenándose las páginas de este libro
es el colofón a esa primera parte, y todo un arrebato de originalidad por parte del negro que lo ha escrito. Quizás el próximo panfleto se haga con crowfunding, o con wiki, o con unas primarias entre los candidatos a negro. De eso va la segunda parte.

Si algo le interesa a una trepilla de tres al cuarto como Talegón es medrar. Por eso apenas cita su vinculación al PSOE en todo el libro. Parece que ella es un electrón libre y que el partido pasa por ahí, se cruza y ella sigue revoloteando y libando de por aquí y por allá. Hasta que llega el momento programático, y también un poco morganático.

Efectivamente: Cuba es una isla
Su primer punto es la reforma del sistema electoral, basado en que todos los votos sean iguales. No habla de distrito único, porque probablemente no sabe lo que es ni lo que significa, pero ahí lo deja. Por supuesto, está a favor del chaconiano "primarias y listas abiertas" -especialmente de lo primero, que encarnan muy bien- y la propaganda anguitiana de "cumplir el programa", limitar mandatos, excluir a sentenciados o imputados por corrupción, Tasa Tobin, "creacción de una banca ética de carácter público", renta básica para la ciudadanía y más tonterías quincemistas o directamente perroflautas ("el Estado ha de asegurar fuentes de información pública veraces e imparciales", quizás recreando la cadena de medios del Movimiento).

El libro deja una profunda desazón, ya apuntada desde el título. A mí me da vergüenza que alguien así pueda tener voz -y libro- en el debate político. Que alguien con 30 años no sea capaz de hilvanar algo más coherente o denso. Que esa misma persona se incluya dentro de la famosa generación mejor formada de este país. Para esto. Y vendrán peores que Talegón, seguro.

18 comentarios:

wotan dijo...

Aquí tienes otra propuesta, de otro sucedáneo de político español pero en un país extranjero: http://www.editorialbase.es/libros/210
A un liberal como tú estoy seguro que le va a encantar.

Isidoro Ferrol dijo...

Qué manía de atacar a la gente. ¿Qué tendrá que ver esta merluza con el tema de valorar si esta generación es la más preparada de la Historia de España? ¿Cogemos a otros merluzos de otras épocas y comparamos? Ah no... ¿qué sentido tiene eso? Yo prefiero comparar tasas de escolarización y de analfabetismo.

Lo que ocurre es que, en el fondo, una generación joven ya nunca podrá estar preparada para nada. Porque las "condiciones son cambiantes en un mundo globalizado". Y en eso mismo cae la merluza Talegón, haciendo énfasis en topicazos de la autoayuda y los guruses del actual y pulverizado mercado laboral neoliberal. ¿Preparados para qué? Para obedecer.

En resumen, este argumento cascarrabias, de viejo lamentándose, del culpar a la LOGSE de todos los males de la juventud que viene... francamente... yo soy de la generación LOGSE y me parece una campaña de insultos absolutamente gratuita. En todas partes cuecen habas.

Alexandre dijo...

De acuerdo en todo. Aunque hay que decir que, en mi opinión, Nacho Vegas es uno de los mejores artistas de este país, y Sidonie tiene un pase. Aunque está claro que de ahí a poner letras de canciones para rellenar el libro...

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Wotan: antes esas cosas se publicaban directamente por la oficina de propaganda de la dictadura en cuestión, que mal estamos.

Isidoro: pero quien habla aquí de la LOGSE, creo que no la citado jamás...la educación es mucho más que lo que te enseñan en la escolarización obligatoria, que es exactamente eso que dices: una escuela de obedecer.

En cambio, el desprecio al conocimiento es responsabilidad de cada uno.

fjgandara dijo...

Talegón huele a producto prefrabricado que tira para atrás, recordad si no el momento, poco después de su presentación en sociedad, en el que decidió ir a una manifestación antideshaucios y saló trasquilada. El problema no es suyo, bueno si, pero también del PSOE, que se ha mostrado como un partido inoperante e incapaz de romper con su pasado más chungo, ahí siguen Rubalcaba, Lissaveztky, Chacón, Simancas, Trinidad Jiménez o Caldera, todos ellos con puestos directivos en el partido, y tratan de fabricar a alguien nuevo, joven y que pueda conectar con la "masa", pero no lo suficiente como para ser candidata, y triunfar, en unas primarias, como mucho una secretaría de estado en caso de una hipotética victoria. Mejor les iría conectado con la Masa, pero la verde, Hulk.

PD: perdón por el chiste malo.

Anónimo dijo...

Cuando dices que compartes generación con Talegón, ¿¿estás diciendo que eres de los 80?? #SonsacandoDatos

Anónimo dijo...

..."las tablas de valencias, las eras geológicas, pero no inteligencia emocional, del lenguaje no verbal. De la importancia de aprender a ser feliz (...) nos pusieron una línea de salida y empezaron a calificarnos con números: del más listo al más tonto. Así, con descaro"...

Joder, dan ganas de vomitar. Esta seguro que es de las que se escuda en el "es que soy de letras" cuando tiene que hacer una división a mano y no sabe...

Anónimo dijo...

Coño, Sergio, no me digas que compartes generación con Talegón, que es mentira

Anónimo dijo...

Naaa, anónimo de las 5:41, Sergio no es de los 80 ni de coña. AUnque quiera estirar la cosa y, considerando que una generación son 30 años, diga que con 45 tacos pertenece a su generación, esto también es mentira. Sergio no baja de 50 primaveras, fijo

lebrun dijo...

Aunque parezca que la Talegón lleva ya toda la visa en esto, su salto al estrellato no fue hace 2 años como dices, sino apenas en febrero de 2013. Claro que en una semana la habíamos visto más que a muchos que llevan varias legislaturas como diputados.

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Anónimo: no, no es mentira que comparta generación con Talegón.

Anónimo: ¿una generación 30 años? Quizás para la demografía clásica, pero yerras de largo. Larguísimo.

Lebrun: lo he corregido ya, gracias.

JRSA dijo...

Sergio, cuando dices "errumabo", ¿lo dices en el sentido que decía el poeta "paedicabo vos et irrumabo"? Porque entonces espero que te refieras al libro y no a la autora, ¡casi me atraganto de risa al leerlo!
Sigue con esa mala baba; algunos trabajamos soportando toda esa pedagogía mema y sus resultados todos los días; los palos que se lleve pocos serán para los que se merece.
Y como dijeron ya por aquí, Nacho Vegas canta como canta, pero es un prodigio de sensibilidad, sutileza y elaboración lírica en comparación con Beatriz Talegón (y no llega a los 50, así que de la misma generación).

Sergio ciclismo dijo...

Bueno, jamás iría dedicado a Talegón, es solo una coletilla que tengo yo cada vez que veo un latinajo pretencioso y sin venir a cuento.

No se cual es la edad de Nacho Vegas, pero yo se cual es la mía y donde ubicarme.

Anónimo dijo...

Jejeje, pues yo a Sergio lo ubico en la generación de los grandes (grandísimos) Javier Krahe y Chicho Sánchez Ferlosio...

Manudo dijo...

Yo soy de la generación de la Talegón, incluso menor que ella y puedo decir sobradamente que la mejor generación fueron la de nuestros/mis padres.

Mi generación tiene una pija de Masters, carreras y demás pero de inquietudes relativas al conocimiento va/vamos bien jodidos.

Y Talegón siendo de la generación más preparada de la historia de este país hace razonamientos como los de Lilian Thuram (cuasi analfabeto de Guadalupe por mucho que lleve gafas de pasta)

"Cuando voy al colegio le pregunto a los niños quién es Cristóbal Colón. “El hombre que descubrió América”, dicen. Yo abro la puerta y digo que he descubierto la clase. Y me dicen que no, que ellos ya estaban allí. Pues antes que Colón ya estaban los amerindios. A ellos no se les cuenta como personas."

http://deportes.elpais.com/deportes/2013/03/23/actualidad/1364065191_811437.html

Blas de Lezo dijo...

Por una apuesta perdida? Yo diría que que es una penitencia por todos los años en los que has estado metiéndote con Valverde.

Pero esta petarda donde ha leído lo de tabla de valencias? entonces la tabla periódica es donde apunta el día en que le baja la regla cada mes?

Señor, lo peor esta por venir...

Rincewind dijo...

Yo sí creo que somos la generación mejor preparada de la historia, cono todos nuestros fallos, pero bueno, desde cuándo a la política se dedican los "mejores".
Respecto a esta mujer, parece que ha sacado su ideología de alguna carpeta de adolescente. Cada vez que abre la boca dice algo sobre "..la democracia ...", "...los demócratas...", intentando hacer un gran discurso pero sin nada en el fondo. Me parece que sus ideas se resumen en "o sea, tía, soy de izquierdas. Ayudar a los pobres y todo ese rollo, sabes?"
No sé, para escuchar este tipo de discursos ya teníamos a las misses.
Me gustaría ver un debate entre Talegón y Botella, aunque no sé si me reiría o me avergonzaría aún más.

olhado_lh dijo...

Para complementar la informacion de wotan, os dejo una entrevista al autor del libro y un documental de TV·3 que realizo donde tambien sale

http://www.youtube.com/watch?v=WHD8h6TrC-4

http://www.youtube.com/watch?v=gRPMidQbqG8

Sobre Talegon pues vale de acuerdo es una trepas pero cuando habla de propuestas dice exactamente lo mismo que la supuesta izquierda real, o sea que disparar al mensajero vale, disparar al mensaje como que no.