lunes, 28 de octubre de 2013

La hora como está

Entre África y Europa, una vez más
Este fin de semana se produjo el habitual cambio de hora, esa cita bianual que se produce en las sociedades desarrolladas desde la crisis del petróleo y que, junto a las calculadoras solares, es uno de los pocos vestigios que quedan de las medidas excepcionales impuestas en aquella ocasión. A pesar de lo que pueda indicar el título y la coincidencia de fechas, no es el tema que nos ocupa.

Cambio de hora, el auténtico cambio de hora, fue el que se produjo en 1942, cuando España adoptó la hora central europea como parte de los acuerdos menores con Hitler. Hasta entonces, nuestro país tenía una hora menos que Mitteleuropa, en función a su posición mucho más occidental. De ahi viene, al parecer, nuestra querencia por el vagueo, la siesta, el comer tarde y tantas y tantas cosas, como abunda este artículo de hoy mismo en el Washington Post (descacharrante foto, por cierto).

Como el reloj no está acompasado al sol, vamos siempre retrasados, en la más amplia acepción del término. Últimamente el asunto está rondando la agenda política porque el Parlamento va a debatir la conveniencia o no de este horario y, quien sabe, a lo peor volver a la hora que tuvimos entre 1884 y 1942, la GMT y no la GMT+1 de la que disfrutamos actualmente.

Yo miro el mapa y sí, veo que España está en una posición excéntrica respecto al corazón de Europa, pero veo el mapa político -que es el que cuenta- y veo que nuestro país está en Europa, y con la misma hora de los paises a los que aspira a seguir y parecerse. España tiene la hora de París, Berlín, Bruselas, Viena, Roma y Praga. No tiene la hora de Londres, no, pero tampoco conducimos por la izquierda.

Estaría bien que por complacer a una panda de tarados con nada mejor que hacer, ahora volviesemos a estar una hora retrasados respecto a Europa Central, pero con la misma hora que Rabat y Lisboa. Tiene cojones la cosa, y que se debata en aras de la racionalización de los horarios de trabajo o la compatibilidad familiar.

A ver si vamos delimitando áreas: aunque en España se retrase una hora el reloj, la gente seguiría llegando tarde a casa, y no precisamente por el afterwork. La gloriosa productividad española no se mejora retrasando una hora el reloj, igual que no se mejoraba devaluando la peseta, o no se ahorra dejando de invertir en educación. Basta ya de estas soluciones mágicas y que sólo sirven para maquillar los verdaderos problemas de un país, que no están en que hora se come o se coyunta con la pareja, siempre después del primetime.

En los noventa, Portugal sincronizó su reloj con el de las grandes capitales europeas, pero la aventura sólo duro cuatro años, ante el desastre causado. Huelga decir que Portugal es el país más occidental de Europa -geográficamente hablando- y que su disposición geográfica -una tira bastante uniforme y compacta de norte a sur de la Península Ibérica- favorece que no haya grandes diferencias de sol entre Elvas y Lisboa, o entre Braga y Oporto, tanto por poner ciudades sobre el mismo paralelo.

Toda esta operación suena a campaña de propaganda barata sobre un problema inexistente para que estemos cotilleando y no hablando de los auténticos problemas de este país. Hace unos años el partido nacionalista gallego también abogó por tener una hora menos que el resto del país, a la manera de sus primos portugueses, pero la razón no era de horarios, era simplemente la de cualquier nacionalista: ser diferente a los demás.

El conocido como huso horario gallego es propio de un chiste grueso sobre nuestro país. El huso horario gallego ya existe, como las meigas, pero no es una hora menos en el reloj: es esa región atrasada, con gran parte de su zona con usos -sin hache- políticos y sociales del siglo XIX, incluyendo el caciquismo, la esclavitud disfrazada (los caseiros) y la abulia de un horizonte vital no más allá de la aldea.

Parece que es lo que se quiere para este país: atrasar el reloj una hora respecto a Europa, que sigue siendo nuestro horizonte al que aspirar. El debate va sobre esto. 

23 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada vez que se me presenta este debate me parto. La gente sigue sin diferencias los érminos absolutos de los relativos. Pero, bueno, ya sabemos que estamos en un país anumérico

Anónimo dijo...

Si en España tuviesemos la productividad de Mitteleuropa no entraría varias veces al día en tus blogs para ver si has escrito. Aceptémoslo ya, somos así, produzco menos que un danés o un sueco, igual que lo hacían mi abuelo y mi padre, e igual que lo harán mis hijos.
Eso no quiere decir que no trabajemos ni que nos echemos la siesta a diario (es un mito universal), pero francamente esperamos a los últimos minutos para hacer las cosas y nos la suda la responsabilidad laboral, no así la responsabilidad corporativa.

Anónimo dijo...

Mira que me gustan tus varipintas interpretaciones políticas, pero este refunfuńe torero con quítame este meridiano de encima, no lo veo. El sol puede que salga por Antequera, pero ya hace un buen rato que amaneció en Berlín o Trieste, por no irme al otro lado del telón de acero.

Ekimov

Anónimo dijo...


Efectivamente anónimo de las 07:40. Aquí lo que pasa es que somos más vaguetes y nos gusta menos trabajar.

También somos más ignorantes y menos cultivados y tenemos menor intención de cultivarnos. Y eso no lo cambia nadie.

También nos gusta aparentar y nos preocupamos por el qué dirán.

Todo ello, por supuesto, con carácter general, que siempre habrá excepciones que confirmen la regla.


Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Anónimo: no entiendo, ¿que tienen que ver los números aquí?

Anónimo: el mito de la siesta me ofende particularmente, especialmente porque no se aplica a Francia, donde si se hace.

Ekimov: si Hendaya tiene la misma hora que Kosice, no entiendo por qué España en su conjunto no va a aspirar a lo mismo.

Anónimo: supongo que hay ironía en tu comentario, pero si con una economía creciendo al 3% de media durante 14 años se tenía una bolsa de paro que jamás bajó del 10%, al mismo tiempo que se atraía a 6 millones de mano de obra emigrante, ya tienes la respuesta.

Lo de ignorantes solo hay que verlo en que el 40% de los hogares españoles no tiene ni un libro. Creo que eso responde al resto de tu párrafo.

Lo de aparentar, pues también: en una capital de provincia española, donde hace 40 años había cerdos y gallinas, ahora hay más BMW y Mercedes que en una ciudad industrial del Rurh alemán.

Con caracter general, somos un país meridional, con una población pasiva de un millón y pico de gitanos, latifundismo, analfabetismo funcional -abandono de la escuela obligatoria- y una corrupción rampante.

Sergio ciclismo dijo...

Aupa Segovia: tu comentario no sale por los enlaces que pones. Será un partido político, pero es una banda: por cierto, sus análisis son muy malos y no voy a utilizar este blog de plataforma para que difundan su mensaje.

jefe dijo...

Yo tampoco creo que cambiando la hora se vayan a cambiar los usos y costumbres porque ahora también se puede poner un horario de 8 a 17 de forma generalizada, y no se hace. O cualquiera, porque el tema de la productividad va más allá de horarios. En cualquier caso, también me cansa un tanto lo del español vaguete y escaqueador. Como ejemplo, que como siempre es particular, comentar que cuando estuve en UK trabajando llegamos 3 españoles a la vez y contrataron a más por nuestro ejemplo en comparación con otros compañeros de otras nacionalidades no mediterráneas. Y era un trabajo de "doblar el espinazo".

A colación de lo del paro, el otro día estuve viendo en un periódico francés, que consultaba para mejorar el idioma, que la cifra de paro estaba alcanzando cotas inadmisibles y hablaban del 10-11 por ciento. Aquí, ya lo ha apuntado Sergio, dábamos palmas con las orejas cuando alcanzó el 8% y todos nos queríamos mucho. Muy bueno el apunte de los gitanos en el comentario, y me da igual que me tachen de racista, porque ya está bien y alguien tiene que decir lo que es una verdad a todas luces innegable. Son una rémora.

cardel48 dijo...

¿Dónde leiste que sólo el 40% de los hogares españoles no tiene ni un libro en casa?
Me lo creo... pero me gustaría saber la fuente.

Saludos,

Anónimo dijo...

Hombre Jefe, yo soy el autor del anónimo de las 11:16 (manía de no utilizar nick) y no lo decía de forma irónica. Esto es una realidad y como tal ha de ser vista.

Si no te gusta verlo en términos absolutos lo puedes ver en términos relativos y hacer una comparativa con respecto a los países europeos a quienes nos queremos parecer.

Que haya mucha gente trabajadora en este país es evidente. Que hay mucha gente sin ganas de trabajar también es más que evidente, como muestra Sergio en su réplica. Que hay un mapa del "vaguismo" y que no todos las regiones españolas son iguales, pues también es evidente. Guste o no guste.

Yo del español que sale de nuestras fronteras a trabajar no tengo motivos para no pensar que sea tan trabajador como el que más. Normalmente a muchos de los emigrantes (de muchas nacionalidades, no de todas) son de los mejores trabajadores, al menos hasta que se acomodan. Y es que no les queda otra. De hecho muchos españoles siempre han estado auto-estigmatizados cuando han salido fuera y han tenido que dar lo mejor de ellos mismos, al menos hasta la llegada de la "generación mejor formada", que en épocas de burbuja se creyó lo que no era.

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios.

Cardel: a partir de la página 32, el porcentaje de gente que no lee nunca es del 40%

http://www.editoresmadrid.org/media/43692/h%C3%A1bitos%20lectura%20a%C3%B1o%202012.pdf

El de posesión de libros no lo he encontrado, pero el porcentaje es ese y es coincidente. ¿Para que voy a tener un libro, si no leo nunca?

housedabeat dijo...

A veces meáis fuera del tiesto demasiado y os pasáis.

La hora en nuestro querido país está desfasada, es así de simple y es bueno decirlo, alto y claro.

El horario central europeo fue una concesión de los nacionales en su tira y afloja con la Alemania Nazi. La famosa "transición" (¿transición a qué?) ni siquiera se preocupó del problema, como de muchos otros.

Nuestro amado país ha vivido por los siglos de los siglos con horario solar -evidentemente no había electricidad, bueno menos en Cataluña, que a lo mejor ya la habían inventado- y solo a mediados del s.XIX cuando se oficializaron las zonas horarias se pasó a ocupar el huso más lógico en concordancia con el horario solar, el famoso GMT.

Nuestros amigos los franceses también formaban parte del tiempo de Greenwich -lógicamente- hasta que ¡oh, sorpresa! los alemanes les obligaron a adaptar el suyo durante la ocupación. Curioso lo de los alemanes obligando a alguien a adoptar lo suyo, ¿verdad?.

De hecho la diferencia horaria entre Europa Occidental y Europa Central fue uno de los puntos de fricción durante la segunda mitad del s.XIX y primera del s.XX, el famoso asunto Franco-Prusiano que tanta emoción ha dado a la política en nuestro pequeño continente.

Dicho lo cual, hay que ser muy claro cuando se afirma que España vive en la zona horaria equivocada porque es algo real.

En España se ha dormido tradicionalmente la siesta por el clima, no por los horarios (!). En España se ha sido menos productivo tradicionalmente por el clima, no por los horarios.

Pero efectivamente hoy en día los horarios no ayudan en nada, son anti-efectivos e improductivos, e incluso influyen directamente en la percepción de los problemas y la correcta búsqueda de soluciones, como queda patente en los comentarios anteriores.

Repito, hay que ser claro, probablemente la zona horaria equivocada sea uno de los principales problemas que tiene este país y los que por desgracia lo habitan.

Y si no se quiere ver esto pues lo llevamos claro.

Sergio ciclismo dijo...

Pues no lo veo. Lo llevo claro, ¡claro!.

housedabeat dijo...

"Y ahora, aquí está frente a mí.
Tantas luchas que ha costado,
tantos afanes en vela,
tantos bordes de fracaso
junto a este esplendor sereno
ya son nada, se olvidaron.
Él queda, y en él, el mundo,
la rosa, la piedra, el pájaro,
aquéllos , los del principio,
de este final asombrados.
¡Tan claros que se veían,
y aún se podía aclararlos!
Están mejor; una luz
que el sol no sabe, unos rayos
los iluminan, sin noche,
para siempre revelados.
Las claridades de ahora
lucen más que las de mayo.
Si allí estaban, ahora aquí;
a más transparencia alzados.
¡Qué naturales parecen,
qué sencillo el gran milagro!
En esta luz del poema,
todo,
desde el más nocturno beso
al cenital esplendor,
todo está mucho más claro."

Sergio ciclismo dijo...

Que en invierno anochezca a las cinco en Madrid ayudará a que lo veamos todo más claro, ¡claro!.

Anónimo dijo...

Siguiendo con las comparaciones, también se comparte uso horario con tu querida Marruecos.
Lo de Kosice y tal no cuela. En algún pueblo de Nebraska van con una hora de adelanto con respecto a sus vecinos de villarriba, porque la linea por algún sitio ha de pasar.
Ahora bien, que en este caso todo es relativo?(el ejemplo del único huso en China viene al pelo gracias al proverbial relativismo de Mao). Cierto. Pero dile tú a un extranjero cuando no pueda encontrar un restaurante abierto desde las 12 por un par de horas que relativice hombre, que hay que guiarse por el sol. Eso sí que contribuya a la imagen de Espańa.
Saludos desde un UTC+9

Ekimov

aupa segovia dijo...

Querido Sergio:

Entiendo perfectamente que no quieras ver tu Blog usado como lanzadera de partidos políticos o de publicidad o de lo que sea, para eso es tuyo, faltaría más.

Simplemente a veces me llena de ira que se nos insulte y humille como españoles cuando lo que yo veo es un pueblo en general trabajador y cuyas tradiciones son, al menos iguales de malas, que las de muchos países de Europa central. Simplemente estamos en un contexto internacional desfavorable ante potencias más espabiladas y unidas que nosotros, las cuáles nos han cogido por los huevos.

Salvo lo de los marcos con los euros y la explicación económica de la reunificación de Alemania, que está tan enrevesado que no lo entiende ni su madre, el resto me parece una exposición clara, verosímil e intelegible a nivel usuario de la situación actual de la economía española y por qué nos quieren hacer sentir vagos, pero bueno, podríamos estar discutiendo así ridículamente hasta el infinito.

¿Qué partido no es una banda?

Siento los enlaces fruto de la indignación y deseo que sigas escribiendo durante muchos años más.

Saludos afables para todos.

Anodino dijo...

Hola Sergio,
Técnicamente, la hora de España está desfasada respecto a lo que le corresponde, se ve en el mapa.
Obviamente cambiarla no solucionara nuestros malos hábitos ni problemas, porque no es la causa raiz de los mismos.
Lo mejor sería sopesar el cambio con cierto criterio, a ver si compensa en todos los aspectos. Pero seguro que, si se produce el cambio, será por cualquier absurda razón. Y con Cataluña diciendo que se quedan en el +1 en 3,2,1...

elchicodelamoto dijo...

Me han gustado bastante las entradas al respecto de "las cuatro esquinas del mundo"

http://tsevanrabtan.wordpress.com/2013/09/28/hora-et-labora/
http://tsevanrabtan.wordpress.com/2013/09/29/hora-et-labora-ii/
http://tsevanrabtan.wordpress.com/2013/09/30/hora-et-labora-iii/
http://tsevanrabtan.wordpress.com/2013/10/01/hora-et-labora-iv/
http://tsevanrabtan.wordpress.com/2013/10/02/hora-et-labora-v/

Básicamente la idea que en el fondo seguimos haciendo nuestra vida según el calendario solar, haciéndo las cosas más o menos a la misma hora solar que los países con nuestra misma latitud (elemento que sí es fundamental a la hora de elegir un huso horario adecuado).

Si el cambio de hora prospera, seguramente acabaremos haciendo lo mismo, a la misma, con la diferencia de que en el reloj pondrá otro numerito.

Creo que el cambio más perceptible para la mayoría de la población sería el tener más tiempo para llegar a ver los partido de Champions League.

Pensar que algo así va a mejorar la productividad es típico del pensamiento mágico español.



Respecto al procentaje de gente que no tiene libros, sin tener yo tampoco ningún dato, se me hace escaso. Aunque la lógica indique que debería ser el mismo porcentaje lectura/posesión, el no tener libros es un tabú. Conozco muchas casas en las que hay libros y no lee nunca nadie.






Antonio Roldan dijo...

Magnífico artículo y este tampoco está mal http://tinyurl.com/mantener-hora-actual

Anónimo dijo...

Hombre JEFE no te importara que te llamen racista pq tu comentario es RACISTA a más no poder. De hecho, tu comentario además de racista es provinciano y estúpido (vamos muy español)...dices que estás cansado de las generalidades de que si el español es vago o no y para demostrarlo pones un ejemplo individual...tócate los cojones...como los que afirman que los que se van de Erasmus no son pijos pq ellos no lo son...desde luego que es difícil ser más paleto...la Marca España

Pablo dijo...

¿¿Bianual?? Querrás decir semestral, bianual significa que se ocurre cada 2 años.

Con lo mucho que te quejas tú de la generación mejor formada...

Anónimo dijo...

que antes de este último cambio horario amaneciese en A Coruña a las 9 de la mañana es un despropósito, mientras en paises de centroeuropa amanece a las 6 y ya hay bastante actividad a partir de las 7. Que amanezca tan tarde supone que mientras que aquí hay gente desayunando a las 12 en centroeuropa están comiendo despues de 5 horas de actividad.Se trabaja basicamente de dia y se sale cuando comienza a oscurecer. Aquí si ademas trabajas en horario partido trabajas incluso en horas de noche que se ha demostrado ser menos productivo.

Resumiendo, deberíamos adaptarnos al horario solar

Anónimo dijo...

Sé que voy 3 cambios horarios bianuales tarde pero, Pablo:
Bianual = dos veces al año;
Bienal = una vez cada dos años.