viernes, 25 de octubre de 2013

Otra más contra Ryanair

Con el gran alborozo y revuelo mediático que suele rodear a todas las noticias negativas para la compañía, sus medios de propaganda habituales recogían ayer una sentencia del Juzgado de lo Mercantil nº 6 de Madrid -jamás hacen referencia a esos juzgados- contra unas supuestas clausulas abusivas que Ryanair impone a sus clientes. 

En el país de las claúsulas-suelo en hipotecas, las acciones preferentes (dócil nombre dado a productos de inversión financiera de difícil calibración allende la palabra inicial de "arriesgados") y demás triquiñuelas ejercidas por empresas y dadas por buenas durante años, ha salido adelante la demanda contra Ryanair por algunas de sus prácticas comerciales, que distan mucho de ser siquiera parecidas a las citadas anteriormente.

Como es un tema que ya viene de antiguo, y no es otro que el acoso y la mala imagen que los medios se empeñan en dar de la compañía aérea de coste efectivo Ryanair, vayamos directamente al grano y analizar las ocho claúsulas abusivas que al juez de lo mercantil le han parecido abusivas. Cláusulas que, por otra parte, la compañía deja muy explicadas a la hora de contratar sus servicios, aunque esto no es óbice para que puedan ser consideradas abusivas.

¡Ah! Un elemento importante de análisis: las cláusulas fueron denunciadas por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que con esto de la crisis está viviendo una Edad de Oro de afiliados, igual que otras organizaciones similares y de impronta realmente siciliana, como todas esas relacionadas con bancos y demás. Ahí van las ocho claúsulas:

1º Las reclamaciones ya no tendrán que hacerse en Irlanda, domicilio fiscal de Ryanair. Curioso que el juzgado se pronuncie en este sentido, puesto que ya intentó algo parecido la ministra analfabeta y zamorano-orensana Ana Pastor a raíz de la ultima trifulca con Ryanair. Se acabó concluyendo que Irlanda es Europa y la reclamación en Irlanda es tan válida como aquí. Un aviso a los usuarios de ING: el banco es holandés. Bueno, de hecho ni es un banco -legalmente es una aseguradora- y en caso de conflicto, rige el derecho holandés. No parece que haya ningún juzgado de lo mercantil investigando esto.

2º Los menores de 14 años podrán viajar con el Libro de Familia. La aerolínea irlandesa obligaba a tener un DNI o pasaporte. El libro de familia es un documento en papel donde se pueden escribir todos los hijos que quieras en caso de algún viaje. Después, bastará con ir al Registro Civil, aducir que se ha perdido, y te harán otro nuevo. Sacar el DNI como primera expedición cuesta 10´40€, pero parece que para algunas familias es un gasto demasiado oneroso. Por eso mismo usan Ryanair para sus desplazamientos de ocio.

3º Ryanair cobra 40€ por imprimir la tarjeta de embarque en el aeropuerto, y eso al parecer también es abusivo. Se avisa que tienes que ir con ella impresa, para facilitar el embarque y todos los trámites, pero todavía hay gente que se presenta en los mostradores y dice "P´Malaga", como ha visto que se hace en la películas. Habrán olvidado lo que costaban los antiguos billetes de papel de calco (rojo en el caso de Iberia), que en algunos casos excedían esa cantidad. También había que sacarlos por agencias de viaje ("autorizadas"), que también aplicaban su sobreprecio. El hazlo-tu-mismo, que se traduce en ahorro para todos, no casa ni con la OCU, ni con el Juzgado de lo Mercantil, ni con la mentalidad española. A mí, que me sirvan, que para eso soy hidalgo. Y celtíbero.

4º Ryanair no podrá limitar los pagos en el aeropuerto (los que hacen los que no se han leído las instrucciones) únicamente a tarjeta. Esto es, deberá aceptar efectivo. Eso supondrá un mayor gasto -cajas, cambio, recogida de divisas- que, sin duda, repercutirá en el precio final del billete de todos los usuarios. En el s. XXI se obliga a ofrecer la posibilidad de  pagar en efectivo servicios añadidos a un billete que se ha comprado con tarjeta. Es sencillamente demencial. De juzgado de guardia. O de lo mercantil.

5º La aerolínea no podrá hacer "cambios unilaterales" en sus horarios. ¿Eh? Puede cambiar el horario, pero según la legislación internacional de vuelo -el Convenio de Varsovia que nadie lee- siempre tiene que informar al usuario, al que se ofrece la posibilidad de recuperar su dinero. Ya lo hace, pero como no es una compañia de esas que llevan nombres de países en su nombre, no puede ofrecer alternativas de vuelo. Quiero entender que de ahí viene la reclamación, a no ser que lo de "cambios unilaterales" implique que hay que consultar a los pasajeros a que hora les viene bien despegar o aterrizar, o si les dará tiempo a llegar a la peluquería.

6º "Denegación de transporte. Se declara nula la condición que permite libremente a la empresa rechazar el transporte del pasajero o su equipaje si se lo ha comunicado previamente", dice el comunicado de la OCU. El derecho de admisión de todos los establecimientos públicos, que aquí se informa previamente, conculcado. O eso creo entender, por la redacción es tortuosa y lastimosa.

7º Si en el aeropuerto de destino el pasajero no recoge la maleta a tiempo, esta tiene que ir a un almacén que no es gratuito: el aeropuerto cobra a Ryanair. Seguramente el pasajero esta escribiendo whatsup, meando o informando del "todo bien, mama" para recoger la maleta tarde, incluso una hora después del aterrizaje. Bien, al juez también la parece que eso es abusivo por parte de la compañía y no del pasajero.

8º Ahora el usuario de Ryanair podrá llevar en su equipaje facturado cosas como cigarrillos (como muchos vuelos que salen de Canarias), móviles (que pueden ir encendidos) o pasaportes (que en el caso de ciudadano extracomunitarios les puede dar muchos problemas en caso de extravío de su maleta), y otros objetos frágiles (gafas, ordenadores). Ahora, gracias a Dios, ya se podrá llevar todo eso en la maleta facturada.

La sentencia es recurrible -por tanto no es de aplicación inmediata, pero gracias a los medios de propaganda hoy mismo ya habrá alguno que se habrá presentando en el aeropuerto exigiendo "sus derechos"- y no tiene ni pies ni cabeza, salvo el brindis al sol habitual de estos casos. ¿Ustedes creen que los usuarios ingleses de Ryanair se quejan de estas cosas? No, se leen las instrucciones. Aquí no: a llorar y patalear y no leer, porque de ser así verían que la tasa de emisión de la tarjeta de embarque en el aeropuerto es de 70€.

En serio: lo peor de Ryanair son sus usuarios. Con mucha diferencia.
***
Felipe González se monta una Fundación para glosa de su egregia figura. Lo más sorprendente es que figura él mismo a la cabeza, en un gesto inusual en este tipo de instituciones. Bah, lo importante es que cace ratones.

14 comentarios:

Alberto Bravo dijo...

Primero, estás muy prolífico últimamente en PM, y lo prefiero respecto a C2005.

Segundo, totalmente de acuerdo en la campaña de desprestigio de los medios de (des)información habituales sobre la compañía irlandesa.

Tercero, que se haga la vista gorda con otras clausulas de otras compañías "nacionales" no justifica a Ryanair.

Cuarto, en algunas no estoy de acuerdo.
- Que el libro de familia sea un vestigio y facilmente falsificable no significa que Ryanair pueda "invalidar" un documento identitario oficial en España.
- 70 euros por la impresión del billete es, a todas luces, y más en comparación con el precio del billete desproporcionado.

Y no puedo estar más de acuerdo contigo en tu última frase. Prefiero que escuchar el bingo o la venta de colonias de fondo que las quejas de pasajeros desinformados.

jefe dijo...

Los pasajeros de Ryanair siempre se quejan de Ryanair pero cuando vuelven a comprar un vuelo lo contratan con Ryanair. Yo jamás he tenido ningún problema con esta compañía porque he cumplido con o que me pedían. Si no me interesa no lo compro, pero parece que por ese precio todavía queremos que nos den un masaje.

Es como los controles en los aeropuertos: todo son quejas, pero si hay algún problema de seguridad "¡Hay que depurar responsabilidades!".

Por cierto, yo sí he visto quejarse a ingleses de Ryanair, lo tengo que decir.

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Alberto: no te acostumbres. También es identitario y oficial el carnet de conducir, y no te dejan montar en ningún avión mostrando el trozo ese de cartón rosa.

Que el billete sea barato -prefiero de precio justo- hace que la impresión de la tarjeta de embarque parezca desproporcionada.

Yo odio a los pasajeros de Ryanair. Tendría para escribir un libro de todas las anécdotas que he acumulado.

Jefe: yo también, sobre todo por maletas de mano que no caben en cabina (curioso juego de palabras).

Anónimo dijo...

En primer lugar, los ingleses se quejan tanto o más que los españoles: http://www.travelweekly.co.uk/Articles/2013/09/12/45255/ryanair-and-daily-mail-settle-in-defamation-case.html

En segundo lugar, es muy fácil hablar en ese tono de Ryanair cuando uno vive en Madrid y tiene las alternativas directas que quiera y a donde quiera por poco precio más. La libertad de elección muchas veces no es tal. He tenido que coger vuelos de Ryanair por motivos de trabajo, porque era la única solución viable desde donde vivo.

Por el resto, estoy de acuerdo en el espíritu, aunque en algunos casos los argumentos que das son algo ridículos. La exigencia del DNI no tiene ningún propósito para reducir coste, aunque ellos pongan la excusa de luchar contra el tráfico de menores.

Sergio ciclismo dijo...

Los ingleses, por norma general, se quejan menos que los españoles. También con otra actitud y talante, si se puede seguir usando esa palabra.

Están pésimamente informado: la oferta de vuelos de Ryanair desde Madrid es una puta pena, y no ofrecen alternativa a nada. Simplemente van a sitios donde otras compañias no van. Marruecos, con seis destinos, por ejemplo. Preguntante por qué tu querida Iberia no lo hace, siendo como es un país vecino.

La exigencia del DNI es de sentido común, porque si vas a coger un avión de vuelta desde Shannon, Hann o Napoli, el policía del control no tiene porque conocer ese documento, que por otra parte solo viene escrito en españolísimo.

Anónimo dijo...

No me refería a que Ryanair cubra la misma linea que otras aerolineas a mejor precio, me expresé mal. Una cosa es querer ir a Marruecos, y otra querer ir a Londres o Frankfurt. Si estás en Madrid, es muy fácil llegar a cualquiera de esos sitios de forma directa aunque no haya Ryanair. Y no estoy hablando solo de dinero, tambien de tiempo.

La exigencia de ese documento tambien la hacen en vuelos nacionales, y aunque no lo parezca por algunas noticias, el español lo entienden en todo el territorio.

Un saludo, y me encanta que hayas retomado este blog, se te echaba de menos.

Anónimo dijo...

Pues en un vuelo de Milan-Zaragoza, nos tuvieron 5H diciendo que iba con retraso, poniendo disculpas tontas para al final anular el vuelo y dejarnos tirados en Milan, buscar hotel para pasar la noche y al dia siguiente para volver tener que coger el vuelo a Girona, porque si querias volver a Zaragoza tenias que esperarte 4-5dias a que hubiera asientos libres.
Todo ello sin hacerse cargo de los gastos derivados por no salir el vuelo en su dia, y por no llegar al mismo destino que teníamos en el billete.
Hicimos la reclamación via aviación civil (hace 5 años) y aun estamos esperando.
Por cierto que Ryanair, no asumió ninguna responsabilidad y se porto muy malamente.

Anónimo dijo...

De acuerdo en la mayoría de tus comentarios, aunque bien te señalan más arriba algunos patinazos cayendo en estereotipos.
Al otro lado de la balanza, espera a que te cancelen un vuelo (a Pau, y no te desvíes...) por el motivo que fuera (sí,controladores franceses) , a puntito de embarcar. Y que como alternativa te ofrezcan con pésimos modales volar a...¡Carcassone dos días más tarde! o un reembolso que jamás llega, ni servicio de atención al cliente que se digne. Sería barato, pero el resto de mi viaje no lo era.
Esta compañía lleva al límite la bandera de la legalidad. Entre eso y la jeta de la peña, no se de que te sorprendes.
Gracias por la rentrée en PM

Ekimov

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Yo también he tenido algún vuelo cancelado por Ryanair, he pedido el dinero y me lo han devuelto sin problemas. Con otras compañías he tenido que batallar. Es muy importante hacerlo cuanto antes mejor.

Anónimo dijo...

Si te refieres al carnet de conducir como "cartón rosa" tienes un 90% de posibilidades de que lo tengas caducado...
Ahora en serio, bastante de acuerdo en todo salvo lo de la tarjeta de crédito en el aeropuerto... recargo x efectivo? Vale, pero siendo estudiante he comprado vuelos con la tarjeta de mis padres q luego no he llevado conmigo, ni me deberían dejar usar. Y el dinero, dinero es.
Lo de la maleta olvidada lo desconocía, siempre es al revés, tardan años en llegar, y no sé si es q cobraban tb a maletas extraviadas (no olvidadas).

Anónimo dijo...

Sergio,

Gracias por retomar el blog y con ese ímpetu. Somos también muchos los lectores fieles de Política Menor.

Esto salió ayer e imagino que ya lo habréis leído: http://www.abc.es/economia/20131025/abci-ryanair-dejara-pasajeros-transportar-201310251344.html

Por añadir mi punto de vista sobre la sentencia, creo que la idiosincrasia española queda retratada a la perfección simplemente en el apartado tercero. A pesar de que la norma está bien clara, hay demasiados pasajeros que ni por esas son capaces de responsabilizarse en imprimir su propio billete. Y luego se ponen como gallos de pelea delante del personal de Ryanair exigiendo no sé qué.

Los mismos que tanto se quejan y hacen gracias de las rifas y sorteos en pleno vuelo, son los que luego aplauden y vociferan como forofos del fútbol nada más aterrizar el avión. Un comportamiento que sólo he notado entre españoles y que a día de hoy aún me sigue intrigando.

Un saludo a todos,
Maeliño

Anónimo dijo...

Parece que llego tarde a comentar el post y ya has cocinado otro post, y hasta en fin de semana!!

Cambio radical por tú parte, será que la post-temporada ciclista no tiene mucho interés.

Yo comparto alguno de tus argumento y otros no. Normalmente, no me gusta juzgar sentencias ya que si uno no es plenamente consciente de la legislación vigente (y en este caso la legislación va bastante más allá del acuerdo de Varsovia de 1929 -ha llovido desde entonces-) nunca queda claro hasta que punto la interpretación de la ley por parte del Juez determina o ha determinado la sentencia. O si la misma no es más que el cumplimiento de la legislación en vigor, sea esta de consumo o de aviación.

A Ryanair -y otros actores del sector low-cost- hay que agradecer o culpar por la normalización de los servicios aéreos entre todos los segmentos de la población. Quizás condicionada por sus orígenes, la aviación siempre fue un campo acotado y elitista, hasta la irrupción del bajo coste. En este sentido, el transporte aéreo ha pasado de ser un bien de lujo a ser poco más que un servicio discreccional como el autobús. Lo que, por otra parte, siempre fue en países comunistas en contraposición a los países occidentales. Basta con ver los suntosiedad de los aeropuertos occidentales con la funcionalidad y "simplicidad" de los aeropuertos comunistas.

Ryanair ha logrado que los aeropuertos, al menos los destinados al bajo coste, sean de nuevo meras estaciones de autobús (Ejemplos de los más próximos y conocidos: Paris Beauvais, Marsella, Tampere, Charleroi,etc.) salvo en España, donde la burbuja de derroche llevó a forrar de marmol cualquier aeropuerto de cuarta.

Ryanair tiene cosas positivas y otras bastante negativas y abusivas, tanto para los Estados, como para los pasajeros, los aeropuertos o sus trabajadores.

Aquí, y en todos los sitios en los que se opera, Ryanair busca la polémica como medio de promoción, ya bien sea por su política de marketing o por el mero ahorro de costes que supone.

En Francia, por ejemplo, los tribunales han resuelto en contra de la aerolínea por su política de contrataciones. Y es que todos los trabajadores de la aerolínea tienen sus contratos -y cargas sociales- en Irlanda, con independencia de sus bases o de sus rutas de operación. Y claro, esto no casa con el proteccionismo francés. Aquí parece que nos da igual.

También hay que valorar que Ryanair es un modelo de eficiencia en multitud de procesos, todos ellos concebidos para ahorrar tiempo y dinero. Y esto es bueno, incluso para el pasajero. Y no sólo por el menor precio del billete. Con Ryanair en 15 minutos estás fuera del aeropuerto, si quieres.

Lamento la extensión del comentario.

Un saludo.








Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Maeliño: me da que Ryanair tenía pensado ese maquillaje desde hace tiempo, y ha aprovechado -típica estrategia comunicativa, muy aplicada en política- a una noticia negativa para sacarla y contrarrestar los efectos.

Anónimo: tratas muchos temas y muy diferentes, me parece que la teoría esa de aeropuertos comunistas y occidentales es un poco endeble. Charleroi, sin ir más lejos, tiene bastante marmol, y ha habido bastantes aeropuertos secundarios agraciados con el maná de Ryanair que se han reformado, como el de Treviso o Bergamo.

Yo, lo mire por donde lo mire, sólo veo cosas positivas a Ryanair. Como también se las veo a las estaciones de autobuses, porque en un tiempo que yo puedo recordar se recogía a los pasajeros en las aceras, y en ciudades grandes.

lebrun dijo...

Yo soy muy fan de Ryanair, sobre todo porque odio al resto de compañías aéreas, que se visten de elitismo para dar un servicio peor y mucho más caro. Pero eso tampoco me ciega, y sé que Ryanair va al límite y también son un poco cabroncetes.
Mi experiencia con más de cien vuelos de Ryanair es buena, cuando me han anulado el vuelo se han hecho cargo mejor que otras aerolíneas, y cuando he fallado en algo (el boarding, el tamaño del equipaje de mano) lo he asumido como un error mío. Además, en la mayoría de aeropuertos es bastante fácil colársela con el equipaje de mano.

Lo que me parece fatal, y no es sólo cosa de Ryanair, es lo de la tarjeta de crédito. Supongo que es irreversible y debemos acostumbrarnos, pero el dinero es dinero, debería prohibirse que no acepten efectivo, por ejemplo cuando tienes que bloquear la garantía al alquilar un coche, etc. Además de lo que decía otro comentarista que no tiene tarjeta, hay que tener en cuenta que no siempre funcionan bien o puede haber límites imprevistos.
Y además tienen la desfachatez de cobrarte gastos de gestión cuando pagas con tarjeta de crédito.