jueves, 14 de noviembre de 2013

Un puerto con un futuro negro (I)

Ampliación soviética del Puerto de Gijón
Es injusto, y es una idea que vengo repitiendo, que los iconos de los 15 años de Despilfarro se centren en el conocido caso del aeropuerto de Castellón y otros ejemplos bien conocidos. Hay multitud de casos a lo largo y ancho de nuestro país, en muchísimas ocasiones mucho más sangrantes.

Hoy le ha tocado el turno al nuevo puerto de Gijón, que pueden ver en la imagen adjunta: es toda esa mancha gris que se extiende contranatura más allá del cabo que daba abrigo al puerto existente y que, como indica la foto, está completamente vacio.

Conocido como El Musel -curiosa topónimo que entronca con la palabra inglesa mussel, mejillón- su emplazamiento actual alejado del casco urbano data de 1907, cuando se construyó como puerto exportador de carbón de las cuencas mineras asturianas, y también del excedente de población. Es un puerto de graneles sólidos -aunque como todos los puertos, también tiene un importante tráfico de petróleos, aunque nunca se indique como tal- en simbiosis con la importante siderurgia y la central térmica ubicadas en un valle adyacente. Al margen de eso, y que es un tráfico de importación y casi nunca de exportación, apenas tenía movimientos.

En plena orgía de gasto público, y con un lugareño al frente del Ministerio de Fomento (y, por tanto, responsable de Puertos del Estado) se emprendió un demencial concurso para la ampliación del puerto, sin ninguna base real sobre tráficos futuros, viabilidad ni uso posible. Afectado, además, por ese mal regional que es el grandonismo, y que no precisa mayor explicación.

Baste con decirles que ganó la segunda opción menos conservadora. Llegó a haber una propuesta de hacer un dique exterior aún más descomunal (el finalmente construido tiene una longitud de casi 4 km, pero prometo no abrumarles con datos: son todos soviéticos en su dimensión), finalmente descartada no por cuestiones económicas o ecológicas -que jamás se tuvieron en consideración-, sino porque aquello ya era demasiado para todos.

La construcción de lo conocido como "obra civil" se demoró cuatro años (de 2005 a 2009), con su propia intrahistoria que daría para un buen libro. Les cito sólo unos casos: hubo que traer la piedra desde canteras a 100 km (jugosa ganancia para los camioneros), la cantera que estaba más cerca era de un catedrático de economía, y un antiguo alcalde del PP en un pueblo cercano robó hierro de la obra, nada menos que ¡600 toneladas!. Es otra tradición local: la de robar el bien de todos en las numerosas empresas públicas que había en la región. Nótese que en este caso no han sido gitanos. Al contrario.

Todo este tipo de cosas hicieron que el montante de la obra se dispare hasta unos inigualables sobrecostes de 251 millones de euros adicionales, desde los 580 millones de euros iniciales. Un 43% más. Si la esta cifra inicial no les parece ajustada a la realidad, tengan en cuenta que como "obra civil" se incluye únicamente la construcción del dique y otras dos explanadas-ampliaciones, pero nada de la equipación necesaria. Eran los muros de una casa. Por lo menos en el Palma Arena, la Caja Mágica u otros casos espectaculares de sobrecostes, se dejó la obra acabada y con techo.

Para dar un poco de contenido al superpuerto, se ideó una regasificadora de unos cien metros de altura por cada uno de sus depósitos, que recientemente acaba de ser declarada ilegal, en una de esas sentencias que nunca se cumplirán. Acabada en 2012 sin ningún tipo de planificación -una vez más-, no está conectada a la red, no se prevé que lo esté hasta por lo menos el 2018 y, por consiguiente, todavía no ha entrado en funcionamiento. El superdique, que iba a albergar grandes buques metaneros LNG (gas natural líquido), sigue vacío. Supervacío.

De hecho, la planta similar que hay en Bilbao opera al 50% de su capacidad, y la que hicieron en terreno de valor ecológico en la ría de Ferrol, al 20%. Sólo por referirse a las del entorno próximo. De ahí la necesidad de construir a toda prisa una regasificadora que no entrará en servicio, si lo hace, hasta dentro de diez años. Pues bien, estas mentes tan brillantes que planificaron toda la infraestructura, han vuelto a hacer bingo con el plan para dar uso al supuesto gas traído de allende los mares.

Ya hubo un intento de hacer lo mismo por parte de Hidrocantabrico -la eléctrica local, en manos de los portugueses de EDP, a su vez en manos de los chinos-, pero es ahora y con resolución administrativa de hoy mismo en el BOE cuando el proyecto de Endesa de construir una central de ciclo combinado en terrenos de la ampliación del puerto también recibe la calificación negativa de las autoridades.

Les recomiendo vivamente leer las declaraciones de impacto ambiental que periódicamente aparecen, agrupadas en tandas, en el BOE. Dicen mucho, muchísimo, de la zona y los intereses donde se quiere ubicar el proyecto que necesita del preceptivo informe previo ambiental.  Insisto en que con toda la historia del puerto soviético de El Musel se podría sacar un buen libro.

La central de ciclo combinado se ubicaría en terrenos ganados al mar al otro lado del superdique (en la foto, el cuadrado gris en el ángulo superior izquierdo), para lo que Endesa había ideado un tubo semisubmarino que atravesase el Cabo Torres -accidente geográfico que ha perdido el nombre, porque ahora está rodeado de cemento- sin supuestas afecciones ecológicas. El informe es demoledor en sus conclusiones.

Sorprende por su desfachatez la posibilidad de verter al mar el agua captada para refrigerar el proceso de combustión de gas para producir energía eléctrica a una temperatura de ¡siete grados! por encima de la media, sin plantearse que eso tuviese influencia sobre la vida marina de la zona; sorprende, quizás aún más, que el proyecto no prevea la salida eléctrica de la energía producida (870 MW de potencia instalada), dejando, una vez más, la futura obra de una subestación adicional para más adelante.

Habrá un tercer intento de central de ciclo combinado, porque hay que dar uso a esa regasificadora. A ese puerto. Seguramente los argumentos que hoy se leen en contra en el BOE se convertirán, por arte de "los puestos de trabajo", el "progreso" y el "desarrollo" en argumentos a favor cuando llegue la ocasión. Como el ciclo económico es el que es, ahí ven unos nuevos cadáveres que ha dejado el superpuerto de El Musel. En los próximos días les contaré más.
***
Calatrava enloquece y compara sus pirámides en Valencia con la Alhambra o el Museo del Prado.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Desconocía la existencia de este nuevo “superpuerto” a mitad de camino entre el de Bilbao y el nuevo Puerto Exterior de Punta Langosteira, a espaldas de La Coruña. No sé si conoces este último, pero su construcción se llevó a cabo como contrapartida por el desastre del Prestige (¡ningún responsable de nada, pardiez!), con unas dimensiones igualmente soviéticas. Su construcción parece ser más razonable, debido al puerto interior que tiene La Coruña frente a su bahía y ser la última/primera parada junto al Atlántico. Pero nada justifica el derroche de dinero que suponen estas infraestructuras que sufren de gigantismo.

http://www.puertodelatlantico.com/proyecto_estado_obras.php?idtco=98&id=3&menu=2

http://www.puertocoruna.com/videolangosteira/

En cuanto a las Declaraciones de Impacto Ambiental, son meros instrumentos políticos que se emplean en una u otra dirección según el interés oportuno. No me refiero al trabajo realizado por los técnicos en cuestión, sino que las conclusiones ya vienen impuestas con una directriz muy definida, a favor o en contra. De hecho, la resolución viene dada por la Administración. ¿Te acuerdas cómo en el soterramiento de la M-30 terraplenaron el Manzanares? Vale que es un riachuelo que si le quitas el estanque de tormentas parece un arroyo, pero allí hicieron lo que quisieron con el permiso que les daba la DIA. Claro que el plazo de obra no podía demorarse más de una legislatura, perdón, quise decir 4 años.

Por último, y porque lo viví en primera persona, a la hora de elegir materiales para una obra pública existen “presiones” para que la partida correspondiente provenga de tal o cual empresa. Lo he visto con mis propios ojos. En el boom de granito que ha sufrido Madrid, este material no venía de la Sierra de Guadarrama. En lo que a mí me tocó, la partida de varios millones de € que debía venir de una empresa de Galicia (porque cumplía las características oportunas) se modificó, siendo traída desde Extremadura (y sin cumplir con las características, por supuesto) por orden un alto cargo de Urbanismo y que ahora la veo en fotos cada vez más cerca de Ana Botella.

Para finalizar, una reflexión: ¿hasta qué punto afecta la relación entre las empresas eléctricas que siguen construyendo Centrales de Ciclo Combinado sin que exista demanda de electricidad para ello, con su ubicación en superpuertos construidos por la Dirección de Costas? Jodido lobby de UNESA a cuyas empresas van a parar los políticos y su entorno. Somos rehenes de nuestros gobernantes.

Un saludo, Aitor

Anónimo dijo...

Los túneles de Pajares para el AVE gana y por mucho.

Pablo dijo...

No tenía ni idea de la existencia de ese mastodonte. Efectivamente, deja a algunas otras chapuzas nacionales a la altura de travesuras infantiles.


Por cierto, los portugueses son EDP (Energías de Portugal, EDF es la francesa.

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Aitor: estoy al tanto de Punta Llagosteira, y le dedicaré un post dentro de poco. Hay un hecho fundamental para tu análisis: el puerto de Gijón se inició antes. El de la Coruña solo tenía una viabilidad: plusvalías por la venta de los terrenos portuarios en el centro de la ciudad-península-extremo-finisterrae. Mucha plusvalía.

Repsol acaba de anunciar que no se moverá en las próximas décadas y que, de hacerlo, siempre mantendría un 40% en el centro de La Coruña. Punta Llagosteira es una broma macabra, más incluso que El Musel.

Puf, planteas muchos temas que tengo para el futuro. UNESA, y la reciente redacción de las conexiones eléctricas internacionales lo demuestra, es una auténtica mafia. Ten paciencia y saldrán los temas. Y si no, reclama.

Anónimo: no dejan de estar relacionados con el puerto, a ver si lo explico en las siguientes entradas. En cuanto a coste total, sin duda, pero está todo dentro de la misma operación.

Pablo: me alegra que este modestísimo espacio sirva para que se conozcan estas cosas. Cambio ahora eso que me dices.

Fernando dijo...

Sergio

Corrige lo de "con sentencia de hoy mismo en el BOE"; lo que se publica hoy en el BOE no es una "sentencia" sino una resolución administrativa (o acto por el que un órgano en uso de sus competencias expresa su parecer... teoría del acto administrativo); las sentencias sólo las dictan los Juzgados y Tribunales; y no es una resolución de hoy mismo, sino del 28 de octubre de 2013, publicada en el BOE de 14 de noviembre.

Siento ser tan pejiguero, pero a los de Derecho esos detalles nos duelen.

Felicidades por el blog.

Un saludo

Anónimo dijo...

Yo si conocía el puerto, de hecho un amigo trabajó allí como ingeniero en los años previos a la crisis. Creo que le dieron un coche pequeño para moverse por la obra. Pero por ser necesario por el volumen de la misma.

Me sorprende que quieran hacer un nuevo ciclo combinado allí. En una época en la que la demanda de electricidad ha bajado enórmemente y la sobrecapacidad es manifiesta, ¿qué pinta una nueva central? Si todos las centrales de gas están apagadas actualmente. Nunca entran en subasta. Pero nunca, nunca.

De hecho, el orden de entrada en el mix (nucleares, renovables, carbón,etc) hace que no sea previsible su entrada en funcionamiento en muchos años. !Y vaya cómo estamos pagando por esa sobrecapacidad en la factura eléctrica!

Si seguramente Aboño (la central térmica de HC) aledaña tenga ya un ciclo combinado sin utilizar. Sólo podría entender esto si viene de 2005 ó 2006...

Y la regasificadora...ni que fuesemos Alemania que tuviesemos que asegurarnos 90 días de suministros de gas para la industria. Entre tanto regasificadora, gaseoducto, barcos gaseros y Castores frustrados nos va a salir caro el recibo del gas. Pero vamos a estar más seguros que Qatar en cuanto a suministro de gas.

En lo que respecta a las previsiones y políticas energéticas de este país, está claro que un mono con capacidad de decisión no lo hubiese hecho peor.

Por no hablar de las infraestructuras.



Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Fernando: lo cambio ahora, pero lo del BOE es de hoy. Salvo cosas muy urgentes, todo sale con retraso en el Boletín Oficial.

Anónimo: Aboño no es ciclo combinado, ni lo va a ser nunca porque así se da tráfico portuario de carbón al puerto adyacente. Bueno, quita ese "nunca", porque con tal de darle uso a la regasificadora, a ver que tontunas vamos a ver...

Sigue los siguientes capítulos del serial, seguro que serán de tu interés.

Anónimo dijo...

Decia un famoso cantautor local que "De tanto ser grandones crecieron-nos les orelles". Será por perres....

Lo más dramático es que una super obra como esta no podrá dar salida hacia Castilla a las mercancías que pudiesen llegar al puerto, ni por carretera puesto que no se han hecho los enlaces necesarios con la autopista, ni por tren de alta velocidad, dónde el proyecto actual no lo permite, como se explica con detalle en otra entrada de este blog. Dos obras faraónicas sin ninguna planificación conjunta que les de sentido.

Lo pagaremos durante las próximas décadas y habrá que ir poniendo los parches a la manera española para que esto tenga un uso, lo pagaremos todos.

Gracias por el post

Anónimo dijo...

¡Qué risas Calatrava! ¡y sus tres casas en Park Avenue! ¡y el 1.1% del rescate bancario, que no es nada!

De verdad, debería dejar lo que esté haciendo ahora mismo y hacerse showman. Un verdadero passio in the ass.

Por otra parte está en lo cierto, algunas de sus obras serán recordadas en el futuro como hoy se habla de la catedral de Santiago o la Alhambra -hablo en serio-. Eso si no se rompen antes. La historia es así de dura.

Calatrava es un gilipollas integral que considera idiotas al 99% de la gente con la que trata, sobre todo a clientes institucionales. Se aprovecha de ellos de una forma muy sucia, demasiado.

Pero eso sí, nunca he visto a nadie con una fluidez tan natural para dibujar croquis como al idiota este.