jueves, 26 de julio de 2012

Cosas que no se creen (III)

"El problema de la mano de obra creado para el proyecto Expo es espectacular (...) en la Sevilla de 1990 no es posible contratar los servicios de un encofrador o un yesero por menos de trescientas mil pesetas, bastante más del doble de lo que gana un titulado universitario en la Administración Pública"
Francisco Gallardo, Guerra en el Sur, Tibidabo, 1990, pág. 61

La cita viene de uno de esos libros de inmediatez política (instant books), género al que soy muy aficionado, más que nada porque se encuentran en las librerías de saldo a precios ridículos. Muchas veces, con el poso del tiempo, encuentras testimonios muy valiosos, pero hay que dejar que reposen.

Hubo un milagro económico

Enric González reduce el desarrollo económico experimentado por España en las últimas décadas a una solución que, por simplista, sólo puede conseguir una dilatadísima difusión entre quincemistas (neologismo: reclamo la autoría), amas de casa y recién llegados a los asuntos económicos: "un proceso de convergencia y unión monetaria con el resto de Europa, por el cual los tipos de interés quedaron por debajo de la inflación real y España se inundó de capital extranjero".

No voy a entrar mucho en el asunto, simplemente planteo la cuestión. ¿Qué es lo que pretende el autor de esta frase, que hubiese una convergencia con países mucho más ricos sin que subiesen los precios? ¿Disfrutar de los servicios y prestaciones de los países más desarrollados del mundo pero con fiscalidades mucho más bajas, y precios de los servicios aún más bajos, cuando no regalados?.

Vean la secuencia maquiavélica: convergencia>tipos de interés por debajo de la inflación real>abordaje del capital extranjero, que por propia definición es pérfido, de ahí lo de "extranjero". Note el avispado lector de este blog que es otra nueva andanada contra la CEE o lo "extranjero", a lo mejor es que España iba mejor con la autarquía y comiéndonos el mercurio de Almadén, que al menos es muy nuestro.

Como ya les digo, este tipo de reducción simplista de fenómenos muy complejos -y que han sido muy beneficiosos para la economía del país- tendrá gran arraigo entre la gente que llama a los políticos "ladrones", cree que podrá pagar una hipoteca de 30 años con 1.000 euros de sueldo al mes y aspira a tener dos coches en propiedad, por lo que no les extrañe que lo encuentren en boca del próximo camarero del bar, o de un taxista. Sorprende, y mucho, verlo escrito en alguien tan bien capacitado como Enric González.

"Vendimos ladrillo, deuda y sol, lo cual equivale a plantar cizaña en el césped: las actividades especulativas desplazaron a las productivas" ¿Qué actividades productivas había en la España pre-CEE? Si se refiere a siderurgias, minería, sector del calzado de Elche, astilleros, el mueble valenciano o las conservas gallegas, están mejor donde están, porque no eran muy productivas; eso sí, empleaban a mucha mano de obra.

Si hubo una actividad especulativa sobre todas las demás fue la vivienda en propiedad, adquirida no para vivir en ella, sino para revenderse o como instrumento de ahorro, pensando que nunca podría bajar. Ahí si que desplazó a actividades productivas, pero también hay que preguntarse qué actividades productivas existían en el país.

Contradiciéndose con el postulado de su tercera cosa que no se cree, afirma que si hubo un milagro en España, que "un mal encofrador ganara más que un buen médico". Por eso pongo esa cita del principio: es un fenómeno que se ha experimentado siempre en países donde no se valora el mérito y si la oportunidad, y España destaca especialmente. Vean si no lo de la I+D, o como en muchos contextos sociolaborales la gente se rie si hablas alguna lengua diferente al mostoleño o el cacereño.

Ese supuesto milagro era el coste de oportunidad en sentido laboral: ¿para qué voy a estudiar y tener un cultura y formación, cuando dejando el insti con 16 me meto de albañil con mi padre y me saco el sueldo de un profesor titular de universidad con cuatro trienios? Esto fue así aquí, y lo sigue siendo en gran medida. Sin embargo, tiene difícil regulación, a no ser que el periodista González quiera establecer topes salariales, o igual salario para todos, como en las sociedades cerradas.

El fenómeno hunde sus raíces en el desprecio a la cultura y la formación que ha habido en este país, y no tiene nada que ver con milagros. Es cerril e ibérico: si lees poesía, eres maricón; si vas de viaje a ver edificios y no a Gandía, un rarito; si desprecias la tele y privilegias la lectura, un aburrido. Como creo que es una cosa consustancial al ser español, y que no he visto en otros países que conozco bastante bien y Enric González aún mejor, será que no ha querido abordar el tema.

Creo que es un gran problema de España, pero Enric González prefiere centrarse en lo suyo. El "gran problema de España" es que "carece de una economía realmente productiva y capaz de competir en el mundo, y por eso no crece, y por eso padece un desempleo endémico". Pues totalmente de acuerdo, pero eso ya estaba así antes del milagro económico o "las mentiras que nos han contado". De ahí viene lo de "milagro", porque nadie se explica el indudable salto adelante dado por nuestra economía en los últimos lustros.

En un batiburrillo de temas y conceptos, González lo acaba mezclando todo. El desempleo endémico -recuerden que en pleno boom había un 8% de población en el paro, 2´2 millones de personas- también se explica, además de por carecer de una economía productiva, a lo bien que se vive con el sistema de protección social, ese que está saltando por los aires porque jamás pidió nada a cambio: sanidad gratis, educación casi gratis (incluyendo el posgrado) para que haya universitarios con 35 años y otro tipo de servicios dados a la generalidad, perfectos para vivir sin trabajar.

Que explique el fenómeno de los temporeros andaluces, o por qué todo el mundo es tan feliz en Cádiz con un 40% de paro incluso en los mejores momentos, o Canarias con un 30% de paro a pesar del maná del turismo, Asturias despoblada e hipersubvencionada...el paro es endémico en España, pero no lo es por las características de su economía (que tuvo que importar 5 millones de extranjeros en su fase expansiva), sino por la falta de una auténtica cultura del trabajo, igual que falta una cultura en general, o al menos el respeto al que la tiene, muchas veces de manera autodidacta. Con estos mimbres, calificar de "milagro" la expansión de la economía es la mejor definición: no hay nada mejor.

Grado de acuerdo con el artículo: 10%
***
Todas las grandes partidas de gasto se han ajustado por la crisis, salvo una: las pensiones. Y es la más grande. Esto se debe al caladero de votos que supone este amplio colectivo de población española. Como la situación es insostenible (en junio el gasto en pensiones subió otro 4´4%), parece que ya hay nueva reforma a la vista, a sumar a esa de hace año y medio donde se quitó de un plumazo una media de un 20% de la futura pensión a cobrar si el sistema aguanta.

Lean qué poético es todo: "aplicación del factor de sostenibilidad de las pensiones, que consiste en establecer un mecanismo que ajuste automáticamente el gasto del sistema al incremento del mismo que se derive del aumento de la esperanza de vida. Es decir, que si aumenta la esperanza de vida y no hay más cotizantes para compensar el mayor gasto, se ajustará la cuantía de la pensión. Esto puede hacerse por varios métodos: uno de los que se maneja es sustituir la revalorización en función del IPC por otro índice que combine la esperanza de vida con otros indicadores. También, se pretende adelantar la aplicación del retraso en la edad legal de jubilación a los 67 años, es decir, acelerar los periodos transitorios de la anterior reforma".

Ya saben cómo va la demografía española, y cómo va a ir. A ver si ahora alguien tiene las narices de rebatir que el sistema de pensiones es un sistema piramidal que no tiene nada que envidiar al de Ponzi, Madoff o AFINSA.
***
El conocido caso de la ciudad-fantasma construida en China. Hay muchas más, como en España, pero sólo nos quedamos con el icono.

13 comentarios:

ramontxu dijo...

Hola Sergio,
Estoy completamente de acuerdo contigo. Llama la atención que los movimientos revolucionarios que están saliendo en España se basan en gran medida en conseguir más subvenciones (lo llaman política social) y en cambio no hablan de como trabajar más.

Incluso me ha llegado un mail de una concentración que quieren hacer los del 15M en septiembre en el que quieren cambiar la Constitución porqué "somos el pueblo y tenemos razón". Miedo da. Entre otras memeces, dicen que eso de la productividad es un invento de los capitalistas malvados y especuladores y lo que hay que hacer es repartir el trabajo existente entre todos. El corolario que no explican es que también quieren que se mantengan los sueldos. O sea, pagar el doble y trabajar la mitad para producir lo mismo. Y con cheques. Esto es España.

Ayer paseando, escuché a tres señoras mayores vestidas en chandal y caminando rápido diciendo: "...porque claro, ahora que está la prima de riesgo a 300...".

sobre nuestro nivel cultural, interesante este estudio

http://www.fbbva.es/TLFU/dat/comprension.pdf

A la cola de Europa. Por ejemplo, un 45% de los españoles no sabe el nombre de UN científico de toda la historia.
en cambio, el 73% sabe la ley de la conservación de la energía, que casualmente lo repiten sin cesar los paracientíficos, New Age y tarotistas, la verdadera fuente de conocimiento.

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por tu comentario. Lo más curioso de los quincemistas es que reinvidican valores burgueses. Y digo curioso por mostrar algo de interés, claro.

Todo el mundo hablar de polito-economía estos días, en cualquier sitio por donde vayas paseando. Repitiendo siempre consignas difundidas por los Medios de Comunicación de Masas, claro.

El tema del nivel cultural lo trataré en el punto cuatro, donde avanzo que estoy al 100% de acuerdo con Enric González.

jefe dijo...

No puedo más que felicitarte por estos artículos y animarte a que continúes. No he encontrado nada en prensa que sea tan coherente con sus ideas y, a la vez, tan ponderado y crítico. Aunque claro, una cosa lleva a la otra. Es una pena que no dirijas ningún periódico.

El asunto del milagro económico es de traca. Como bien apuntas, las explicaciones simplistas están a la orden del día y al parecer hay 45 millones de economistas en el país (como hay 45 millones de médicos y de seleccionadores de fútbol) cuando resulta que el 90% de la población es analfabeta económica (me incluyo entre los semianalfabetos en el tema, cada vez hago por serlo menos). Se pone Enric González a hablar de inflación y tipos de interés y todos a aplaudir, aunque no tienen ni puta idea de lo que es (quizá sí una definición académica) ni, ante todo, de sus relaciones, causas y efectos. Y así con toda la retahíla de discursos pseudoeconómicos, poco desarrollados y simplistas, que aparecen en los medios (a menudo de políticos y, por tanto, extremadamente interesados). En lugar de "Economía para dummies" deberían publicar "Economía para quincemeros" (con tu permiso).

Ya lo dejé caer el otro día, al final resultará que bendita era la peseta y que la entrada en el euro fue un desastre, que por su culpa nos subieron los precios. Habría que haber visto cuánto habríamos perdido sin el euro y nuestro nivel de desarrollo, pero ten por seguro que dentro de poco ya habrá voces pidiendo salir la unión monetaria.

Y con lo de los sueldos tienes toda la razón (y también entraría el asunto del exceso de titulados superiores). Siempre hemos primado la inmediatez a los resultados a largo plazo, y eso es algo que se refleja en muchos aspectos sociales al margen de la economía. Y a todo le sumas el pensamiento simplista y dual dominante y obtienes el resultado que tan bien reflejas, y así con todo. Si te gusta Aretha Franklin y Edward G. Robinson, anticuado (y maricón); si lees algún medio en otro idioma, esnob; si piensas distinto a mí, facha o sociata; si crees en Dios o no, retrógrado o amoral. ¿Qué esperábamos?

Lo del empleo endémico, como bien dices, ya venía de antes. Aquí nos chuleábamos cuando teníamos el 8% mientras en Europa iban en el 4%. Lo explicas fenomenalmente bien, un sistema excesivamente protector (que es hijo de la economía franquista, algunos se rasgarían las vestiduras si supieran que están defendiendo ese tipo de cosas como progresía) que es vendido como Estado del Bienestar. De bienestar para según quién, claro. Pero eso no se puede tocar en este país, es tabú a riesgo de que te insulten del modo más agresivo posible. Y que tenga que venir Esperanza Aguirre a recordarnos que "Se tienen que acabar los subsidios y las subvenciones, y las mamandurrias en general" tiene cojones, pero tiene muchísima razón, sea quien sea.

Anónimo dijo...

Se agradece la reactivación del blog. Aunque no vayamos a arreglar nada, está bien desahogarnos un poco por aquí. Es como el blog de ciclismo2005, es la válvula de escape cuando con nuestros amigos sólo podemos hablar de furgol...

Está bien este artículo en el sentido de que saca muchos temas, hay dónde rascar...

Hace una semana leí un artículo de estilo parecido (ir comentando por puntos y un poco someramente) pero contradiciendo todas estas cosas que se repiten tanto a la ligera últimamente. "España debe salvarse a mí misma", en El País.

http://elpais.com/elpais/2012/07/11/opinion/1342027086_633066.html

A mí me ha gustado e incluso toca el oculto tema del IVA (luego comentaré esto más adelante).

Yo voy a permitirme añadir otra frasecita que cuaja en el entorno 15-M y que veo que la gente repiteal tun-tún. "La culpa la tienen las multinacionales, no pagan impuestos porque están en paraísos fiscales, fomentan la globalización, hacen ERES, hay que subirles los impuestos, etc". Ya.

Por suerte, trabajo en una pequeña multinacional de ingeniería. El sueldo podría ser bastante mayor por la responsabilidad que conllevan las puestas en marcha de proyectos in situ y por comparación con el resto de sueldos en la oficina (aunque conozco bien el mercado laboral ya que busco otro trabajo desde hace medio año y me puedo dar con un canto en los dientes...). Sin embargo, en el resto de condiciones no puedo quejarme: buenas dietas, teléfono de empresa, tarjeta para gastos, los gastos no se miran con lupa, etc. En el mundo de las "puestas en marcha" se conoce a mucha gente y de diferentes empresas, y se suele hablar de todo ésto para ver cómo está el panorama. Todos los que trabajan para "Instalaciones eléctricas Mengano" o cualquier PYME española (aunque sean de tecnología punta, que las hay) llevan las de perder: a veces se adelantan ellos mismo los gastos, incluso palman pasta, para que las dietas les renten tienen que dormir en pensiones de mala muerte, van a llamar por teléfono para consultas técnicas y les han cortado la línea por falta de pago, etc. En mi empresa echaron hace año y medio a 7 personas, y el mismo día les dieron el cheque con la indemnización correspondiente íntegra. Todos conocemos casos de gente que en la empresa -típica española PYME- les ha racaneado y luego con juicios y demás.

Iluso de mí, busco trabajo más o menos en las mismas condiciones en otra provincia -con poco tejido industrial, dada a la corrupción y ahora rescatada...- y sólo he hecho 2 entrevistas de trabajo (no soy ningún superhombre, pero tengo 4 años de experiencia en el estresante mundo de la puesta en marcha (al final eres medio electricista, medio mecánico, medio comercial, medio ingeniero de proyecto, medio programador...) por todo el mundo, inglés perfecto, así está el patio). Las dos de ingeniería, una relacionada con la obra civil y la otra envasado alimentario, y ambas dentro de la categoría PYME española (de polígono, un dueño-gerente, no más de 10-15 trabajadores). En ambas, aparte de sueldo menor al actual, se me ofreció sin tapujos parte del mismo en negro, pluses por productividad no muy aclarados y dietas y gastos por desplazamientos bastante difusos.

Esa es la PYME española que tanto hay que apoyar y qué tan necesaria es...junto con el autónomo, ese agujero negro, qué bien tocaste el tema en lo de "Apadrina un autónomo".

Saludos, Germán.

Anónimo dijo...

Germán, vete fuera de España. Te irá mucho mejor

Anónimo dijo...

4. Uno de mis mejores amigos es fisioterapeuta, su madre médico. Tienen el típico pequeño centro médico de barrio (medicina general, fisioterapia y derivados, psicología). Pensad, sesión de fisio 45 €, lo pagas en metálico. Casi limpio se lo llevan. Hacienda lo tiene casi imposible para saber qué cantidad de actividad económica se desarrolla. Lo más duro es que a mi amigo le han dado un piso de protección oficial por sus bajos ingresos oficiales.

5. En una de las entrevistas de trabajo que comenté anteriormente me ofrecieron parte del sueldo en negro, sin ningún tipo de disimulo. Conocí bien la empresa en el periodo de entrevistas y estaban pendientes de recibir una ayuda del ICEX para acudir a ferias internacionales. ¿Cómo va a ir bien un país donde el presunto motor de la economía quiere subvenciones y no pagar impuestos?

6. Este último punto es flagrante, aunque sea modesto en la cantidad estafada a Hacienda. En el mundo de los profesores de Primaria y Secundaria es habitual compartir piso con compañeros, por el tema de estar interino dando tumbos por colegios de la provincia o a la espera de asignación de plaza. Como hay mucho movimiento es fácil aparecer en la declaración de la renta viviendo de alquiler con su correspondiente deducción, y eso que te ahorras. ¿Cómo puede ir bien un país donde un empleado público intenta estafar a quien le paga?

Con todos estos puntos uno se hace la idea generalizada.

Para mí, los peores, por ganancias y por lo fácil que lo tienen son aquellos gremios que venden algo no tangible, no un producto, es decir: dentistas, fisioterapeutas, taxistas, fontaneros, cerrajeros, peluqueros, etc.

Saludos, Germán.

Anónimo dijo...

Yo tampoco sé demasiado de economía pero veamos los datos macroeconómicos en el primer cuatrimestre en España: caída de PIB (-0.4%), caída de producción indutrial (-5.4%), caída de consumo (-2.6%), desempleo (24.6%), déficit (6.6% del PIB), valor de financiación a 10 años (6.76%) y devaluación de la Bolsa de Madrid (-26.7%)

Objetivamente (olvidando política, causas,etc) creo que son muy muy muy desesperanzadores, especialmente la combinación de algunos de ellos.

A ver si alguno comentáis al respecto.

Los valores son muy parecidos a Italia.


Lo de Grecia es ya de traca, finánciandose al 25.6% ahora mismo. Creo que ya la han abandonado a su suerte, independientemente de que sea merecidamente o no.

Anónimo dijo...

Y ayer un artículo de Gabriel Tortella, también en El País, que también me gustó bastante. Pro-euro.

"Salvar al soldado euro": http://elpais.com/elpais/2012/07/10/opinion/1341937716_575554.html


Y ya paro.


Por cierto, a lo de salir de España le estoy dando vueltas, pero aún no estoy en situación de deseperación, sería lo más lógico, pero depende de más factores que la mejora laboral...rolletes personales.

saludos, Germán.

Anónimo dijo...

Hombre, lo cierto es que la influencia de Europa sobre el sector primario y secundario español ha sido muy importante.
La desaparición de aranceles, ha hecho aumentar la presencia de productos europeos, podeis pensar en electrodomésticos, otros aparatos y también en vehículos de transporte.
También se ha perdido progresivamente parte del sector ganadero de la zona norte.
Otros sectores en cambio, no ha sido tan determinante el efecto de la CEE, como en el caso del textil que también se ha desangrado.

La ampliación del mercado ha provocado una ampliación del beneficio empresarial, y una concentración de poderes. Al no haber una correspondencia relativa en los de salarios reales, y disminuyendo el del trabajador.
Es algo que también ha pasado en la NAFTA en Norteamérica.

Lucaturilli

pasosypedales dijo...

Hay frases con tanta concentración de realidad que son para enmarcar. Gracias por desplegar siempre ese otro punto de vista, hace tanta falta...

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Jefe: hombre, dirigir un periódico...a mí me gustaría que alguien me diese la oportunidad de escribir para algún medio, pero nunca la he tenido.

Yo antes veía que los domingos la gente tiraba el suplemento salmón nada más comprar su diario favorito: ahora lo guarda y lo lee entero a lo largo de la semana.

Estoy muy de acuerdo en todo lo que dices.

Germán: gracias por tu extenso relato, muy interesante. No se si ha quedado flotando en el ciberespacio el comentario con los puntos 1, 2, 3.

Lucaturilli: es cierto lo que dices, pero en el caso del ganadero el fenómeno de menos competidores ha hecho que aumente la renta agraria, que era de subsistencia en el momento de entrar en el mercado común. Por mucho que se quejen los ganaderos del precio en origen, no viven mal. El problema es que se comparaban con otros sectores que iban disparados.

Pasosypedales: gracias, yo creo que no me estoy currando mucho estos post, son simplemente de reacción a un texto. Ya me gustaría a mí poder tiempo para poder en orden mis pensamientos, ponerlos aquí, y seguir teniendo los lectores, que sois lo mejor de todo esto.

Anónimo dijo...

Qué putada que se perdiera ese comentario, era un buen tocho, jajajaja, (escribo directamente en el blog y no lo copio, así que perdido).

Más o menos relacionaba mi comentario anterior con el generalizado fraude a Hacienda en España, a todos los niveles.

Los 3 puntos anteriores eran otros ejemplos cercanos de estas estafas.

Del peluquero de mi barrio y de los taxistas -hablo mucho con ellos-, de lo fácil que lo tienen para evadir impuestos y lo orgullosos que lo cuentan.

Ojo a las peluquerías, amigos, su IVA pasa del 8 al 21%, por tanto subirán los precios: el consumidor lo notará, no Hacienda. Estafa.

El gremio de los taxistas se merece un señor post, da para mucho. En el comentario perdido hablaba de todas las prácticas de este sector. Tema de licencias, venta y adquisición de licencias, taxis funcionando 24 horas salvo el día de descanso, presiones a administraciones locales, etc.


Los agricultores, otros que viven de la antigua imagen de dureza y sufrimiento en el imaginario colectivo. Qué duro es cosechar trigo en la New Holland con aire acondicionado...

Mientras siga habiendo subvenciones por dejar de cultivar más vale que se callen.

LAS CLASES MEDIAS -ASALARIADAS- DE LAS CIUDADES ESTAMOS MANTENIENDO ESTA ESTAFA DE PAÍS.

Saludos, Germán.

Anónimo dijo...

Me temo que algunas cosas las he abordado en el comentario del anterior post, añadiré algo, al respecto de las empresas productivas españolas. Me temo que en discrepancia con Sergio, aqui durante unos años, e inmediatemente después de que las empresas Americanas y Europeas desembarcaran en España a raiz de los acuerdos del 53. Con todo el conocimiento que enseñaron a todos los españoles que trabajaron para ellos. Si hubo tejido industríal y empresarial español, pero ese tejido que tuvo condiciones para competir en la Europa en los años 60. (Salarios bajos, formación técnica adecuada, moneda barata, apertura de fronteras,etc). ¡No lo hizo! y nos quedamos mirandonos el ombligo y nunca nos preocupamos por ser competitivos. Pero si todas la empresas extranjeras venian aqui a fabricar sus productos industriales para Europa. Con lo que la segunda crisis del petroleo, la inflación, la inestabilidad politica y la apertura a Europa acabo con todo en los finales 70 y primeros 80.

Me temo que nunca pensamos que podiamos ir mas allá de los Pirineos.

Creo que lo que cuenta Germán, es la realidad de las PYMES españolas, somos buenos tecnicamente, pero un desastre organizativo. En términos escolares, Resolvemos el problema, pero somos incapaces de tener el cuaderno limpio y sin tachones, llegar puntuales a clase, vestirnos y peinarnos adecuadamente y explicar lo que hemos hecho de manera convincente.

Nicolas Sarkozy no me gusta mucho, pero tiene razón en una cosa tenemos que trabajar y hacerlo bien y cada uno debe ser valorado por sus meritos.

Un amigo sevillano lo expresaba muy bien: Todos queremos tener, caballo, espada, galones, lucirlo en la feria y que nos traten de Vd. pero sin trabajar, es definitiva ser Noble.

Edu