miércoles, 16 de marzo de 2011

El peligro está en el reactor número cuatro

Chinook camino del reactor tres
Las peores noticias están llegando desde primera hora de la mañana. En esta imagen sacada del footage de la televisión japonesa se ve a un Chinook camino de Fukushima con la intención de dejar caer su carga sobre el núcleo del reactor tres.
Lo que parecía una vasija que iba a resistir -no como el de Chernobyl- se ha perdido completamente, porque sólo así se explica que ya esté hablando de tirar agua directamente al reactor, o incluso ácido bórico. Como en Chernobyl.

A estas alturas de la película de pesadilla que nos está tocando vivir en lo que me parece el suceso más importante de la última década ya no se puede creer nada de lo que digan las autoridades japoneses, completamente desbordadas por la situación. Se perdieron las primeras y preciosas horas intentando salvar la central y evitando utilizar agua de mar para la refrigeración del núcleo -la corrosión hace que jamás se pueda volver a utlizar, si es que había alguna posibilidad-, y ahora ya sirve de poco.

Nos dicen que los operarios tienen que descansar, y si lo hacen es porque el nivel de radioactividad es tan alto que no pueden hacer labores continuas. En Chernobyl había turnos de ¡seis minutos! y una cadena humana. También nos dicen que el Ministro de Sanidad nipón ha autorizado elevar el límite legal de radiación para así lavarse las manos por los trabajadores que se están exponiendo a radiaciones que intuyo mortales de necesidad. Fantástico. Como dice un amigo mío, es que en las democracias son más finos.

Perdonen la referencia, pero aquí ya hay que hacer como en el 11-M. Cuando salía Acebes en la tele para anunciar una nueva nueva, hacía ya varias horas que la había comunicado la SER. En este caso hay que darle toda la razón a la Agencia de Seguridad Nuclear Francesa, la única que desde el domingo -cuando se mezclaban noticias esperanzadoras con feos indicios- ha ido diciendo lo que después se ha confirmado de manera lamentable.

Lo último que han dicho a la hora en que escribo esto es que el problema principal no va a venir de los conocidos reactores dos y tres -y eso que el helicóptero ya no puede actuar debido a la alta radioactividad, algo que puede indicar que la vasija está más dañada de lo que se dice-, sino del reactor cuatro, que ya ha sufrido dos incendios.

El cuatro, que está pegadito a los anteriores y un poco separado de los cinco y seis, se parece a estos dos últimos en que en el momento del maremoto estaba desconectado de la red por labores de mantenimiento. Sin embargo, ha empezado a calentarse y, lo que es más grave, el problema viene de la piscina donde se guarda el material radioactivo agotado.

Ahí no hay protección. El calor de los incendios ha hecho evaporarse el agua y ahora no hay posibilidad de bombearla de nuevo. Ahí no hay que esperar a la vasija ni la protección: si se incendia, el material radioactivo iría directamente a la atmósfera. Lo he leído aqui, en lo que parece el sitio más serio y previsor sobre la crisis. En lo que va de mañana no han vuelto a decir nada del reactor número cuatro. Y el tiempo sigue corriendo.
***
Miren que wikileaks más interesante conocemos hoy. La AIEA había advertido a Japón de los riesgos de sus reactores en caso de terremoto, hace dos años. El País, que también tiene acceso a wikileaks, no debía haber buscado un documento de este tipo, por eso lo publican en el Telegraph.
***
De lo mejor que he leído sobre el peor de los escenarios posibles en Japón. Bien escrito, divulgativo y sin catastrofismos añadidos: la realidad ya es suficientemente aterradora.
***
Vaya, parece que la vasija del reactor ya no es tan segura como decían.
***
¿Conclusión? En España, que es un país que no sabe de sequías, Cofrentes, Trillo, Garoña y Almaraz se construyeron en nuestro secano. Fantástico el dato ese de una central con 19 reactores, supongo que cerca también habrá monedas de tres euros y un periodista analfabeto, que nunca falta en estas salsas. Y yo pidiendo una conclusión, qué ingenuidad. Sólo saben copiar y reproducir, y encima mal.
***
Militares. Nube radioactiva. El viento.

6 comentarios:

Germán dijo...

¿Puedes explicar en detalle ésto? Es que no entiendo el porqué, y no hablo francés (por desgracia).

Ahí no hay protección. El calor de los incendios ha hecho evaporarse el agua y ahora no hay posibilidad de bombearla de nuevo. Ahí no hay que esperar a la vasija ni la protección: si se incendia, el material radioactivo iría directamente a la atmósfera.

Sergio dijo...

Tampoco hay mucho detalle. El material radioactivo gastado se suele dejar en las centrales en una piscina, para evitar su contacto con la atmósfera. Si no hay ese agua, como es el caso, se produce la contaminación.

Por la tarde se ha confirmado que el estado del reactor número 3 es mucho más grave de lo dicho, y por eso el helicóptero no se ha podido acercar. Daños en la vasija de contención y los militares americanos -siempre mejor informados- ya aconsejan no estar a menos de 80 kms. de la central. El reactor número cuatro sigue sin dar resultado, a ver que dicen los franceses en su próximo boletín. De momento, están clavando la crisis: cuando los japoneses decían nivel cuatro, ellos ya ponían el seis. Y aquí estamos.

Anónimo dijo...

Pues buscando información estos días me pensaba que lo que había pasado en Chernobyl había sido mucho más grave. Vamos, que realmente son todo suposiciones y pensaba que las muertes habían sido en decenas de miles, y ni de lejos. Y aquello se ocultó, no se hizo nada para solucionarlo, la radioactividad entró en la cadena alimenticia... No sé, mil cosas se hicieron mal.

¿Realmente estamos ante un Apocalipsis y la noticia más importante de los últimos diez años?

Será que soy un escéptico, pero seguro que el tabaco mata a más gente de la que pueda matar toda esta catástrofe nuclear (joder, es que suena que da miedo). Peor que el propio maremoto (me alegra que uses esa palabra que tiene nuestro vocabulario y que de repente desapareció hace unos años) me da que no va a ser.

Ahora bien, yo soy un ignorante integral. No se ceben comigo mucho.

Anónimo dijo...

Hola,

Si realmente se hicieron tan mal las cosas en Chernobyl o no, se verá con mayor objetividad en función de los resultados de los esfuerzos que ahora realizan los japoneses. En principio se juzgó como una mala praxis, pero no había ningún otro precedente que fuese comparable. Habrá que ver ahora lo que es capaz de hacer una democracia occidental ante una situación similar.

Por otra parte, este desastre tiene un impacto mundial gigante ya que condicionará la utilización de la energía nuclear por una gran parte de la humanidad. En un mundo en desarrollo con múltiples tensiones energéticas y muchas necesidades por cubrir, lo que este evento precipite en forma de desarrollo, guerras por recursos, etc. puede determinar el futuro de al menos unos cuantos años.

De golpe y porrazo podemos estar viendo como la forma de energía que sustentaba buena parte del desarrollo mundial y era la base para la industrialización de muchos países no es tan confiable ni es aceptada por la opinión pública.

Lo que esto depare es impredecible, pero pocos sucesos puntuales se pueden identificar con una mayor importancia.

Eduquin dijo...

Anonimo de las 15:51,en Chernobil ni siquiera hay cifras exactas de muertos. Se calcula que unos 100.000 liquidadores han muerto hasta nuestros días, otros 90.000 civiles han sufrido cánceres mortales por la radiación, unas 250.000 personas de la zona han padecido cánceres de menor intensidad, unos 10.000 niños han nacido con malformaciones, más un número indeterminado de abortos. Unos 3 millones de personas reconocen hoy en día padecer efectos de la radiactividad y una zona de 80 kilómetros a la redonda de la central permanece cerrada porque su atmósfera es altamente radiactiva. La nube tóxica llegó hasta Austria, Suecia, Noriega... Cada verano vienen a nuestro país miles de chavales (uno de ellos a mi casa) para alejarles un tiempo de la zona por lo contaminada que está.
Allí explotó un reactor. En Fukushima hay seis.
Si no te parece la noticia de la década...

Anónimo dijo...

Pero Eduquin, esas cifras, ¿de quién son? ¿De los ecologistas? Esas cifras son exageradísimas, hasta la OMS se puso a investigar porque no se creía las cifras (lógicamente) de la Unión Soviética y no pudo subirlas mucho más. No se pueden tapar cientos de miles de muertos. Simplemente, no se puede. Que son cientos de miles, eso por algún lado tiene que salir. Hace unos días leí el artículo especial de la Agencia Reuters y no daban esas cifras, es más, si se llegaba a 10.000 víctimas, era para dar gracias, y todo, siempre, suposiciones.
Luego viene un maremoto, limpia a 250.000 personas, y nos quedamos tan panchos.

Que no digo que esto no sea grave, que lo va a parecer con lo que estoy diciendo, pero un pelín exagerado también me parece que se está. No es el fin del mundo ni Japón va a desaparecer por esto o a sus habitantes se les va a caer a todos el pelo (ni tampoco a los de California).