martes, 13 de mayo de 2014

Oposición asesina

Este año el deshielo fue muy rápido y una riada se cargó una de las pasarelas que, a su paso por León, sirven para franquear el río Bernesga. Ahí estaba la pasarela, a ras de agua, con el metal retorcido por la fuerza del agua, y partes del tablero de hormigón arrancadas. Las aguas hace ya tiempo que se habían amansado para los sucesos de ayer.

Fue en otra pasarela sobre el Bernesga, la que lleva a la altura del centro de salud, donde ayer cayó abatida Isabel Carrasco La Carrasca, furibunda presidente de la Diputación provincial de León, máxima responsable del PP en la provincia y otros doce cargos públicos (renumerados) más. Ninguno le sirvió cuando dos de los tres disparos con arma de fuego impactaron en su menudo cuerpo.

Eran las 17:20 de la tarde y la dirigente política se dirigía a Valladolid a batir palmas en el mítin que, dentro de la campaña a las elecciones europeas, iba a dar Rajoy. Ya saben que la campaña se está caracterizando por la elevada altura del debate político y el aluvión de nuevas propuestas. Isabel Carrasco se dirigía, pues, a su trabajo.

De trabajo va la principal hipótesis barajada por la Policía y la prensa afecta. Rápidamente detenida -matar a alguien en una pasarela peatonal garantiza que alcanzas tu objetivo, pero también que no vas a tener huida: no creo que ni lo contemplase-, la autora material de los hechos se ha negado a declarar, pero como León es un pueblo -donde las vacas pastas entre las eras donde la ciudad empieza a perder densidad- todo se supo a la media hora.

Al parecer, se trata de la mujer del inspector jefe de Policía de Astorga, poblachón de la provincia de León y la auténtica plasmación de esa definión castellana de "ciudad de curas y militares". Y si no, vean la epopeya de los hijos más ilustres de la localidad, los Panero. Al parecer, su hija fue despedida de su trabajo en la Diputación allá por 2011, y recientemente había salido la sentencia final -en contra de sus intereses- sobre el recurso que había interpuesto.

Es una historia muy sórdida, especialmente cuando se desciende a los detalles. Podría estar ambientada perfectamente en Caltanisetta o Agrigento, pero lo está en León, la depauperada provincia del noroeste español: fíjense hasta que punto, que una madre despechada por el porvenir de su hija no encuentra mejor solución que un par de tiros.

La hija, también detenida, estudió Ingeniero de Telecomunicaciones en Santander -no hay que alejarse mucho del terruño, y después ya te saldrá un carguito en alguna administración-, por lo que debe de haber hecho el trayecto a través de Reinosa unas cuantas veces, ese trayecto que pasa por lo más abandonado de la provincia.

Madre e hija eran militantes del PP. Estaría bien, pero no pasará, que se supiese las circunstacias por las que la hija accedió al trabajo en la Diputación, y que cometidos tenía. Era interina y esperaba "su plaza". Cuando salió a concurso, se vio superada por otro candidato (en argot, le hicieron la cama, puesto que ya tenía lo necesario para la plaza: el carnet de militante y estar dentro), este se fue al poco tiempo, y La Carrasca decidió "amortizar la plaza", esto es: no cubrirla. Era 2011.

Ese parece ser el móvil, aunque insisto en que las dos detenidas no han declarado. Algo se rompió en la relación que parecían tener segura. "Tu acaba la carrera, que ya te buscaré yo algo en la Diputación". La Carrasca tenía mala fama, tanto que ni siquiera medios tan mojigatos con El País guardan las formas en estos días de dolor por la muerte de alguien tan querido por la comunidad, entendida esta a la manera de Álex de la Iglesia, y donde el bloque de pisos es la clase política leonesa. 

Hay cierto consenso en torno a que Isabel Carrasco, trístemente abatida por dos balazos a quemarropa, era una bruja. Ella mismo cultivó en vida esta imagen, de mujer agreste que se impone en un mundo de hombres y, en muchos casos, era peor que ellos: y estamos hablando de León. De gesto adusto y agresivo, se mostraba así de ufana ante la cuestión de los 150.000 euros de dinero público que se embolsaba al año en función de su increíble acumulación de cargos, ninguno delegado. Podía con todo.

En una provincia depauperada como León, el poder de La Carrasca era tremendo. No sólo en conseguir puestos públicos, sino en adjudicar ayudas o priorizar según que cosas, siempre por el bien común y, como demuestra este caso, nunca en interés de particulares. Ese poder, y su arbitrariedad a la hora de administrarlo, la ha llevado a morir acribillada.

Ahora bien, habrá el que argumente que la dirigente asesinada lo ha sido por haber sido inflexible y no haber concedido esa plaza a dedo. Muy bien, si admitimos eso, también podemos admitir que ha muerto en accidente de trabajo, o cualquier otra barrabasada sin sentido alguno, como que finalmente las Diputaciones tienen un sentido para seguir existiendo: proveer cargos, o quitar vidas.

¿Cuanto tardará en salir que madre e hija estaban enajenadas? Es una hipótesis más plausible que un elaborado plan para matar al objeto de sus odios -la amortizada tiene 35 años, ¿tan poco futuro laboral veía para sí misma?-, incluyendo escoger bien el lugar del crimen. Por supuesto, los medios de propaganda ya nos han dicho que el arma no es la reglamentaria del marido de la asesina, faltaría más.

Seguro que fue a conseguirla al animado mercado negro de armas de fuego en León, quizás contactando un domingo en el espantoso Rastro de Papalaguinda, porque ¿cómo no vas a recurrir a los bajos fondos cuando puedes encontrar lo mismo en tu propio hogar familiar? Correligionarias de partido, insisto. Venganza gitana, por seguir con el Rastro que cada semana se celebra a las orillas del Bernesga.

La historia está muy clara, y refleja muchas miserias de la zona y de nuestra era: una mujer relativamente joven y "bien titulada" -formada requiere más conocimiento del caso- se ve desamparada por perder un trabajo en la Diputación, hasta el punto que su madre se toma la venganza matando a la causante de sus males, siendo ambas hija y esposa de un jefe de Policía provincial. Auténtica España negra y miserable en cuanto a sus aspiraciones vitales, filiciación y resultado final.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando se dice que tenía 11 cargos, lo primero que viene a la mente de la gente son los sueldos o los complementos salariales.

Esto será más o menos grave, pero lo peor de ejercer 12 cargos, si estos son a tiempo completo y tienen un nivel de exigencia, es que se desatienden 11 de ellos como mínimo.

Encima ya, si se trata de cargos de decision-making, donde no se trata sólo de aprobar o desaprobar cosas a libre voluntad, sino que lo correcto es estudiar minuciosamente las propuestas y las alternativas presentadas para poder decidir, el desastre ha de ser manifiesto.

Eso sí que es vergonzoso. Una decición errónea de esta señora en Caja España (por no trabajar, por intereses propios, por no tener ni puta idea del tema o lo que sea) puede haber costado mucho más a los contribuyentes que su salario de varios años.










Anónimo dijo...

Cada vez tengo más claro que estás más cerca de León que de Valencia o Galicia. Pero aún así no te salvas de ser tú

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Anónimo: ya, no me puedo salvar de ser "yo" (tú, con acento)

Martin dijo...

Hay miles de detalles de esta historia que a uno le dejan acojonados. Éste no es ni mucho menos el más importante, pero me ha llamado la atención:

¿Alguien considera normal que a una persona "adulta" de 35 años le tenga que arreglar los problemas su mamá? Es que, me imagino la escena de la chica teniendo a sus 32 años una crisis de ansiedad apoyada en los hombros de su mamá, llorando a moco tendido, diciendo que su vida no tiene sentido, y que qué va a ser de ella ahora. Y veo a una persona que, con 35 añazos, habiendo vivido fuera de casa, con carrera universitaria, y todos los etc. posibles para su formación, acude a los brazos de mamá como una niña de 3 años. Y me pregunto, ¿para qué coño sirven tantos años de estudios y de preparación? ¿Para educar gente que con 35 años no puede superar el hecho de que sea despedida?

Borf dijo...

Un detalle sin importancia: para pasar por lo más abandonado de la provincia, ¿no debiera hacer el trayecto por el puerto de San Glorio, en vez de por Reinosa-Osorno? Y eso sin considerar zonas como La Cabrera...

El enfoque del post parece adecuado, pero opino que tiene que haber algo más, a ver que acaba saliendo. En cualquier caso un buen entretenimiento para mi espíritu cotilla.

Alberto Bravo dijo...

Muy bueno, Sergio. Lo que más me sigue intrigando es tu gran dominio geográfico de todos los lugares sobre los que escribes.

Por otro lado, si se confirma que el policia maragato estaba liado con LA Carrasca, ¿habrá vesión 2.0 de esta entrada?

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Martin: ahí sale el tema de "la generación mejor formada", que dejo entrever en el texto del post.

Borf: sí, la Cabrera es peor. Con San Glorio tengo mis dudas. Lo que quería decir y no he expresado bien es que por ahí se ven los restos de la industria...

Alberto: no creo, y eso son mamandurrias de pueblo.

Anónimo dijo...

Martín,

con los sentimientos primarios del ser humano no puede ni una tonelada de licenciaturas en cada universidad de la Ivy League americana.


Por cierto, para ir de León a Santander, aunque exista una carretera nacional, la mayoría de la gente va por autovía. Esto es, pasando por Reinosa.

Meterse por San Glorio y hacer el desfiladero de La Hermida hasta Unquera, donde ya puedes coger la autovía, es bastante más costoso en tiempo.

Anónimo dijo...

A lo mejor me estoy equivocando de lleno, pero me da que este caso hace más contra la corrupción del "político menor" más que 100 casos Bárcenas juntos por la sensación de impunidad que flotaba en el ambiente...

Respecto a la historia en sí, casi podría ser tildada de conspiranoica, me explico: no hay posible explicación machista ni política (eta o aquélla) que aleje los focos del asunto "della famiglia", y aunque estoy de acuerdo en qué el verecdito mediático será locas de atar, veo difícil -en los tiempos que corren de escasez- que la mierda no acabe llegando al río (¡un saludo al alcalde de Burgos que sigue con su ático y su sillón!).

* * *

Totalmente de acuerdo a lo de la acumulación de sueldos del primer comentario, amén del efecto iceberg (lo que no se ve bajo la superficie del agua).

PD. Tristemente no lleva tilde.


PD2. Si tuviera que apostar dinero diría que eres originario de la zona León-Burgos por tu vasto dominio geopolítico de ese arco vasco-astur-gallego, con una gran (y desconcertante) formación tanto en lo ingenieril como en las letras más puras (posiblemente hijo de madre extranjera). Sé que es offtopic, pero uno no puede evitar ponerle cara a la voz que suena al otro lado de la radio o a la pluma que hay detrás de las páginas. (Entiendo si no quieres publicar este comentario)

cristina dijo...

Has presentado los hechos, el lugar y los personajes lo más objetivamente posible. Se agradece.
Me quedo con el adjetivo: depauperada.¡Qué razón! pero son felices en el Reino de León, la culpa es de otros :)
Yo te hacía de las tierras conquistadas por el Cid, aunque espero seguir disfrutando de tus clases de geografía.
Saludos!!!

Sergio ciclismo dijo...

Anónimo: cuando Montse, la despedida asesina, estudiaba en Cantabria, no había autopista desde Reinosa. Hay vías de comunicación a través de la montaña pero, como en el Señor de los Anillos, ninguna es fácil. El paso de Karras palidece ante San Glorio.

Cristina: efectivamente, soy de Teruel :-) Un saludo.

Por favor, dejen los temas de mi procedencia, no son de ningún interés. Soy un absoluto Don Nadie y jamás he intentado vender lo contrario.

Anónimo dijo...

Touché,



Por cierto San Glorio pasa este año La Vuelta. Creo que debe de ser la primera vez.


cristina dijo...

Je… Teruel existe!!! Bonita ciudad, sorprendente.
Perdona si te molestó el comentario que hice de la procedencia, no fue mi intención. Y bueno, sí, para mí eres un Don Nadie pero porque no te conozco pero me gusta leer tu blog, me das otro punto de vista de la "realidad"

Saludos, turolense xDDDDD

Anónimo dijo...

no entiendo esta frase,
"de mujer agreste que se impone en un mundo de hombres y, en muchos casos, era peor que ellos: y estamos hablando de León"

que tiene que ver que estemos hablando de leon?. parece ser que conoces la provincia y que tus impresiones sobre la ciudad y la gente no son especialmente positivas viendo como lo describes.

Anónimo dijo...

rogaria contestacion a mi pregunta por parte del autor del blog.gracias