lunes, 19 de mayo de 2014

Cabos sueltos (ya los están atando)

Lo anunciaba ufano el Ministro de Interior Jorge Fernández Díaz, alguien que ya en 1983 olía a fosa séptica: "el caso está básicamente resuelto" o "quedan cabos sueltos". Tan sueltos que, en en los últimos días, se han ido atando por arte de magia, aún más mágica que el yonki casualmente muerto, mientras se abrían otras incógnitas.

Si se acuerdan, y han seguido con orden este culebrón, era muy raro que la Policía a) no encontrase el arma de fuego usada en el asesinato de La Carrasca b) que no facilitase ninguna información sobre el arma empleada, a pesar de saber que era de fuego. ¿Balística? No pregunte ¿Impactos? Primero tres, luego dos, sólo dos impactaron, se encasquilló, al final eran tres y los tres impactaron...En desatino.

El Taurus supuestamente empleado en el crimen, con el que se han saldado la mayoría de las informaciones sobre el caso, es un revolver Magnun calibre 38, muy lejos de las primeras informaciones que apuntaban -perdón por la expresión- a un calibre reducido, propio de tiro deportivo (por favor, lean los comentarios de los lectores a la primera entrada del serial, para ver hasta que punto se puede ser pábulo con las informaciones aportadas por la Policía).

Taurus es la marca fabricante, igual que otras más conocidas por nuestra reciente y violenta historia como Astra. Es una marca brasileña, país que, como España, fabrica un buen número de armas ligeras, en su mayor parte bajo licencia, o simplemente burdas copias de los modelos más conocidos. Es el típico revolver muy aparente -¡se parece a los de las películas!-, pero que ha quedado desfasado por el auge de las pistolas automáticas. Por eso se fabrica en Brasil.

Sin embargo, es un revólver. Se diferencia de una pistola en su alimentación por tambor, que hace que -perdón por volver a ese nuevo referente, pero creo que es el más cercano para todos nosotros- se produzca mucho menos ese cinematográfico momento en el que se encasquilla, y pasa raramente en la realidad. Más seguro, menos rápido. Según la información facilitada por la Policía, ahora resulta que dos balas impactaron en el cuerpo, y la de remate en la cabeza. Parece que después se encasquilló.

¿De qué va esto? El tiro en la cabeza es el tercero, y es el de remate. ¿Para qué tanta insistencia en que se encasquilló la pistola? Hay hasta una imagen policial de las balas que quedaron en el tambor, al parecer tal y como entregó la agente Raquel Gago el arma del crimen. De las balas, y de los casquillos, porque otra característica del revolver es que el casquillo queda en el tambor, y no sale disparado lateralmente como en las automáticas.

Quien escogió el arma del crimen lo hizo muy bien. Es totalmente absurda la teoría de un magnum sobre una automática porque se encasquillan menos. La ejecución fue muy profesional, tanto que solo hizo falta tres balas. El Taurus se escogió porque, al no dejar casquillo, si se hace desaparecer el arma (¡un saludo a Raquel Gago!) es absolutamente imposible relacionar con pruebas balísticas el proyectil alojado en el cuerpo con el arma que lo ha disparado.

Queda a la Policía explicar, si puede, por qué habló en un primer momento de "tres impactos y uno que erró", no vaya a ser que alguien piense que habían encontrado un casquillo para hacer avanzar la investigación sin el arma homicida, cosa jamás hecha por cuerpo de policía alguno de esos que hay por el mundo, esa que buscaron durante 30 horas. En fin, ya no se volverá sobre ese asunto. Bala arriba, bala abajo.

Otro cabo suelto es cómo consiguieron el Taurus. La misma fuente de propaganda nos ha dicho que en Gijón, y de un yonki, como si los yonkis fuesen armados. No hay mas explicación. Hasta los muy cotillas medios locales, tan dados a hablar de todo (aquí incluso publican la foto del domicilio en la ciudad de la familia de chiflados. Atencíón: la foto del domicilio privado de un Inspector de Policía) cuando les interesa, no han publicado ni una mísera de información sobre "el yonki".

No es la única laguna en su cobertura informativa: hasta ayer mismo tampoco habían publicado ningún testimonio sobre los ¡veinte años! de vida en la ciudad de las asesinas leonesas, y lo publicado es muy discretito: el colegio de Triana -la única alumna con ese nombre, ya les dije que era paradójico que nadie se acordase de ella con ese nombre tan exótico- y que la madre era muy dominante. Como todas. Cosas de los hijos únicos y la estructura matriarcal del noroeste español.

Veinte años, y ningún testimonio directo en la ciudad. Pablín o Pablete, llamaban al comisario, el mismo que volverá a la comisaría. "Eran muy reservadas". Ya, claro. Al menos ya es algo más que de "el yonki", supuestamente muerto hace 2 años. Y eso que era de Gijón y no cazurro. Ni se han consultado los archivos para buscar en nombre, no vaya a ser que salga alguien diciendo "jamás ha tenido una pipa", como es normal entre los yonkis.

Agentes: os queda por resolver ese "cabo suelto". A ver si le dais identidad y pábulo a esa línea del caso.

El burdo intento de decir que fue Raquel Gago, desde los 24 años agente de multas en León, la que puso en contacto a las dos asesinas con el yonki pistolero es tan grosero que clama al cielo, especialmente cuando tenían en la misma casa al Comisario -y lo fue de estupefacientes- durante 20 años en la supuesta ciudad donde se adquirió el arma homicida. ¡Que una vulgar ponemultas pueda andar tirando de "contactos" para comprar pistolas, y ni siquiera en la única ciudad que ha conocido!

¡Pobre Raquel Gago! Pensaba que todo iba según el plan, pero al ser capturada su "amiga íntima", quedó claro que su coartada -estaba con un agente de la ORA- se caía. Este mismo trabajador municipal ha declarado que Gago estaba esperando, que llegó alguien y que depositó un paquete en el coche, todo sin la menor prisa. "Tarda mucho en volver de la frutería" tiene potencial para convertirse en una frase de uso chanante en los ambientes festivos de León.

Recordemos que la agente Gago fue dejada en libertad tras entregar el arma en la noche del martes al miércoles, en contra de cualquier sentido común, aunque aquí -penúltimo párrafo- llegan a decir que fue algo deliberado. Llegó incluso a ir a su trabajo al día siguiente, aguantó 40 minutos y la mandaron para casa. Después, dos meses de suspensión de empleo y sueldo. Ahora, la cárcel. Una brillante instrución por parte de la magistrada del caso que, por seguir en su tónica, tiene a las tres reo en cárcel bajo la acusación de homicidio, y no de asesinato a pesar de la evidente planificación y sangre fría.

Es la misma magistrada que se traga la versión, difundida DESDE LA PRIMERA HORA del asesinato (esto es, a las 19:00 ya circulaba) de que el comisario Pablín o Pablete no tiene nada que ver con el crimen, a pesar de los evidentes vasos comunicantes: de ciudad, de filiación, de profesión.  Desde primera hora, y sin conocer donde estaba el arma homicida (no tenían ni casquillos, pero ya sabían que no era "el arma reglamentaria") ya se difundía esa especie, no vaya a ser que algún periodista, de los pocos que no están a sueldo, pusiese un titular alarmista con "comisario de Policía/lider política asesinada".

La magistrada ha preguntado a la agente Gago si era la pareja sentimental de Triana. Al parecer, ha contestado que no. Una pena de respuesta, porque explicaría muchos "cabos sin atar", so pena de que alguien interprete esto como una invitación al bondage en el sexo sáfico.  De hecho, lo más normal es que no sean pareja, porque yo ya me hacía la pregunta en el capítulo anterior de este vodevil: "y a ver de qué eran amigas, puesto que era agente municipal desde los 24 años, y le saca 6 años a Triana la Teleco".

Pues eso. Eran amigas. Las informaciones locales añaden lo de "íntimas", y cuando voy a una droguería se qué clase de  productos se refieren a lo "íntimo". Sólo así se explica, desde la amistad, que una agente se implique hasta la médula -hasta el corazón, quería decir- en un asesinato. ¡Lo que no habrá sufrido la amiga Triana en el hombro de Raquel, sollozando la pérdida de su plaza! Nadie ha querido explicar de qué se conocían: ni del pueblo, ni de trayectoria, ni de profesión, eso está claro. Eran amigas y residentes en León, como en los concursos de la tele.

Magdalenas del sexo convexo nunca lo han tenido fácil en pueblos con apariencia de ciudad, por eso acaban emigrando a grandes capitales, o a ciudades más liberales.  Imagino que su relación sería secreta en un sitio como León, especialmente con los agravantes de ser militante del PP e hija de Comisario, aunque hacían poco por disimularlo: al parecer, algunas veces Raquel Gago -que cobraría 1000 euros al mes- acudía al cuartel en el Mercedes de dos plazas deportivo de su amiga Triana.

Esos símbolos de estatus en pueblos, como un Mercedes descapotable estando en el paro. Y el ático, que no era más que un bajocubierta escriturado como trastero ("a efectos del IBI", escriben en El Mundo sabiendo sobremanera cómo son sus lectores), en uno de esos tantos pufos cotidianos en los que las Trianas que hay por el mundo, y nos dicen que pueden ser como usted o como yo, incurren una y otra vez. ¡Qué terquedad!. "Jamás se supo de ninguna pareja suya". Un deportivo biplaza, y no el Peugeot 306.

El enlazado es un artículo lamentable, compuesto a partir de retales de lo publicado en medios locales, pero sin ir más allá.  En la misma línea, o más baja, está El País, donde se califica a León de ciudad "pequeñoburguesa" -una etiqueta marxista que hacía años que no se usaba en el periódico para referirse a nada- y que certifica que la cobertura informativa de este caso ha sido pésima.

¿Quien se puede creer lo de "abundante munición"? ¿O lo de las prácticas de tiro que se apuntan al final de este otro artículo? ¡Pobre Raquel Gago, la quieren hacer culpable de todo, y ella piensa que la han vendido! En parte, sí. Gago compró el arma. Gago instruyó sobre su manejo, hasta el punto de tres tiros precisos y certeros. En breve, Gago tenía la droga en el ático-trastero (a efectos del IBI) de Triana. Ya lo verán. De momento, la importante cantidad de droga intervenida ¡no aparece entre las acusaciones!Desde luego, están buscando que hacer con ella, o como justificarla. Raquel, te ha tocado a tí. También.

Pablín o Pablete, nada de nada. Una se va a la "cárcel de policías" (¿cúantos hay dentro? ¿de que están juzgados y condenados?) y el otro, con efecto inmediato, solicita y ve concedido el traslado a Gijón. Sí, allí donde fue Comisario de Estupefacientes, esos que no encuentran su lugar en la causa. Allí de donde vino el arma homicida. Allí, donde la prensa es incapaz de publicar el nombre de un yonki que ya está muerto.

Antes de ese forzoso viaje, obligado por las trágicas circunstancias personales acaecidas -parece una medida sorprendente, habida cuenta de lo sucedido, y por el poco tiempo transcurrido-, el Comisario injustamente corneado por la vida, porque tener un par de asesinas en casa le puede pasar a cualquiera, ha tenido tiempo de pasar por la cárcel para ver a su mujer e  hija. Dos horas.

Supongo que la juez, en virtud de sus atribuciones, tendrá ya la transcripción de la conversación, aunque lo más probable es que, como el Comisario jamás ha tenido nada que ver, ni siquiera haya encargado la escucha. Caso cerrado. Y los cabos sueltos se los comerá el tiempo.


13 comentarios:

Anónimo dijo...

Esta mañana estaban diciendo que la droga incautada era la que habian recoletado de las plantas que tenian en casa(vamos, una selva en toda regla), y que los vecinos llevaban tiempo quejandose del olor a marihuana que salia del domicilio.

John Constantine dijo...

Un escojone de artículo, em el buen sentido, Sergio.

Si no fuera porque hay una persona asesinada y las vidas de como mínimo, 3 de ellas, destrozadas para siempre, el caso sería la escojonación, me repito.

Un par de consideraciones, que ya he trasmitido en twitter. La primera que todas las acusadas tiene mucho que esconder y no se yo hasta que punto su mejor defensa va a ser poner precio a su silencio. Porque ya solo lo que sepa Triana de la vida interna del PP puede ser muy, pero que muy jugoso.

Porque si la defensa se pone a justificar un hipotético trastorno mental en función de las perrerías de la Carrasca y trascienden sólo algunas de estas, la imagen pública de la finada va a quedar al nivel en el que ha estado siempre en los mentideros. Y no creo que eso apetezca demasié.

Otro puntito: las innegables similitudes que en varios aspectos tiene el caso con el de Nevenka Fernandez. No en lo central, ok, pero si en muchos de los detalles que rodean y han terminado conduciendo al asesinato.

Y, para terminar, la ya inevitable chapucería del trabajo de las FF.SS. del Estado. Que ya han demostrado mas que de sobra en otras ocasiones (p.e. en el caso de Marta del Castillo). Y que empieza a hacer sospechar al observador crítico si, precisamente como en este caso, no se están camuflando en otros asuntos como errores (a veces antológicos) cosas mucho, mucho más serias.

Un placer como siempre leerte

Borf dijo...

El ático era un bajocubierta escriturado como trastero (ese enlace no va bien). Y anteriormente decían que la droja estaba en el trastero, no en el domicilio. ¿Que invento es esto? ¿Cuantos trasteros tenía la chiquilla?

Anónimo dijo...

Enhorabuena, Sergio. Puedo decirte que eres mi principal fuente de información sobre este caso. Manda cojones que los aficionados superen a los profesionales, pero así está el periodismo (luego quienen cobrar, los muy cachondos, mientras demuestran un día tras otro lo prescindible de su profesión). Ya que te gustan los encubrimientos, te animo a que te metas con uno de los mayores y más escalofriantes de la historia reciente de "Estepaís": el crimen de Alcasser. Aunque bueno, tendrías que tener cuidado: es un poco como hablar de fútbol y depaje, lo mismo te meten a los geos en casa.

Anónimo dijo...

La virgen, Sergio, cada día te pareces más a Iker Jiménez

Sergio ciclismo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Anónimo: aceptemos que la maria la cultivaban ellas mismas, ¿Dónde la colocaban? Ah, sería con el mismo conocimiento de los bajos fondos que demostraron para la pistola.

John: bueno, Triana sabe poquito del PP local, porque jamás tuvo relevancia alguna. Otra cosa es su padre, claro. De eso, y de lo de su profesión.

El caso Nevenka ya demostró lo gallegoide que es la vida política en León.

Anónimo: joder, Alcasser y luego los Marqueses de Urquijo. No trato esos temas. Este tiene más chicha por eso de ser un cargo político asesinada por dos correligionarias, esposa e hijo de un Comandante de Policía. Solo por eso me parece mucho más interesante que lo mínimo que le pueda haber pasado a Miriam, Toñi y Desiré.

Por cierto, hace falta ser viejuno para sacar esos temas :-)

Anónimo: y citas a la Virgen...bueno, explicate con eso de Iker Jiménez. Has visto la secuencia de los hechos, desde el primer post desmintiendo -y el tiempo dando la razón- a lectores como tu. Haz el favor de explicarte.

Anónimo dijo...

Y para qué cultivarían mandanga? Trianita tenía aspecto de emborracharse con una Sin. Es que todo tiene tan poco sentido.

elchicodelamoto dijo...

Seguro la maría la iban juntando tacita a tacita para cambiarla por pistolas. Vas el domingo al puesto del yonki en el rastro de Gijón, y cambias en plan "sipi", "nopi".

Anónimo dijo...


Para ver el artículo eliminado:

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cache%3Awww.diariodeleon.es%2Fnoticias%2Fafondo%2Finspector-astorga-pide-relevo-cargo-traslado_889588.html&rls=com.microsoft:es&ie=UTF-8&oe=UTF-8&startIndex=&startPage=1

Anónimo dijo...

Formidables las deducciones a cuenta de la presunta, la ponemultas y su amistad íntima, con la cita de Mecano como guinda final: casos así los hay a patadas en toda capital de provincias. Más aún de Burgos para arriba, que ahí hace mucho frío en invierno y el hecho de que dos compañeras de piso duerman juntas no choca tanto.

Ítem más: entre la presión que trae consigo la naturaleza clandestina de los amoríos y la propensión lésbica al kitchen sink drama, esas relaciones acaban a veces convertidas en carne de película de Haneke. Por si la sordidez del caso fuera poca, aquí han caído tres tazas más.

Por otra parte, para quienes se hacen preguntas sobre la mandanga: hasta donde me alcanza, cultivar una selva así de frondosa requiere de una inversión media-alta en todas las etapas de la producción, amén de tiempo, paciencia y (hasta cierto punto) suerte. O Triana y su chica tenían un hábito más largo que el de Fray Guillermo, o se pusieron manos a la obra hortícola hace algún tiempo, con las intenciones que fueran. Lo mismo lo del "tengui tengui, falti falti" no es tan descabellado como parece, aunque sea en una versión más sofisticada.

Anónimo dijo...

http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/Localizan-Muerto-En-Gijon-A-Un-Agente-De-La-Policia-Local-De-vn144872-vst216

http://www.leonoticias.com/frontend/leonoticias/Un-Policia-Fallece-Tras-Pegarse-Un-Tiro-En-La-Comisaria-De-L-vn115294-vst216

Desde luego tiene un extra de peligrosidad León.

Anónimo dijo...

Buenas, Sergio: desconozco si alguna vez lo has analizado, te sigo desde hace poco tiempo, el sistema de reserva fraccionaria bancaria. Creo que sería un asunto muy interesante a comentar... así como algo relacionado con el gran ladrón de guante gris al que llaman FlorenTIMO. Un saludo.

Anónimo dijo...

Tenían amistad íntima la Carrasco y la Triana, ¿no? Ése es el móvil del crimen.