martes, 26 de agosto de 2008

Italia, país de puentes

Italia es un país enemigo de lo contemporáneo. Por fin se va a inaugurar el puente que Calatrava ideó para Venecia. Será el próximo 18 de septiembre, y asistirá nada menos que el Presidente de la República. El alcalde, el filósofo Massimo Cacciari, no estará para evitar ser fotografiado junto a una estructura odiada simplemente por su condición de contemporánea.

Es una metáfora de este país. Los puentes sirven para unir las orillas, pero en Italia las separan. Conviene recordar que solo hay dos puentes en Venecia que salven el Gran Canal: el de Rialto, que cualquier día se nos cae por la masa de turistas; y el de la Accademia, hecho de madera de forma provisional y para ser desmantelado y que, como la torre Eiffel, ha terminado por quedarse para siempre. Esto también es muy italiano.

El nuevo puente de Venecia, ya bautizado popularmente como de Calatrava -eso de tener un apellido sonoro tiene sus ventajas- une el único sitio donde llegan autobuses desde tierra firme -Piazzale Roma- con la estación de tren. Hasta ahora, había que dar un rodeo típico veneciano que, aunque más placentero que en otras ciudades, no dejaba de ser una pérdida de tiempo. Es una infraestructura necesaria en un país que ha quedado anclado en los mitos del miracolo economico y en una modernidad decrépita y caduda.

El proyecto se remonta a 1996, cuando el Ayuntamiento encarga al arquitecto suizo (se ha formado en ese país y es su lugar de residencia) la obra. Desde entonces hasta ahora se ha pasado de los 4,7 millones de euros presupuestados a 20 millones. Claro, la culpa es del arquitecto-ingeniero. Igual fue cuando le obligaron a revisar la cimentación del puente, que según los sabios italianos se iba a caer. Revisión del proyecto y nueva cimentación. Tal y como funcionan las cosas en ese país, alguien se habrá enriquecido con la operación.

El resultado, en mi modesta opinión, es magnífico. Juzguen ustedes. Como siempre que Calatrava trabaja en dimensiones pequeñas. Abandonada ya la esperanza de que vuelva a obtener un hito como el de Zürich Stadelhofen (1984), una de sus primeras obras y un prodigio de integración, al menos de vez en cuando nos regala pequeñas maravillas. Y digo pequeñas porque le encanta el gigantismo y lo grandilocuente: ahí está el espanto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias o la langosta que ha plantado en Oviedo. Será lo que piden las corporaciones locales, pero tampoco se puede decir que no se encuentre agusto.

En fin. No solo ha sido atribulada la historia de la construcción de este hito en Venecia, que se viene a unir a otras obras contemporáneas como la casa construida por Ignazio Gardella y que da la Giudecca, qué va. Ahora dicen que no se puede subir en silla de ruedas, algo obvio porque para tener el gálibo -por los canales de Venecia hay barquitos y góndolas- suficiente hay que poner una fuerte pendiente de arranque. Se quejaran de que no haya rampas de caracol o algo así, cuando seguro que las hubiesen boicoteado. Incluso les han puesto un vaporetto a los pies, sólo para cruzar ellos. No basta. Quieren pasar por el puente y se va a instalar una pasarela mecánica, que empleará ¡17 minutos! en el tránsito. Tremendo. Italia.

La foto ilustra otro puente famoso en Italia, el del estrecho de Messina. Promesa electoral de Berlusconi para las elecciones de 2006 -que perdió por solo 27.000 votos-, se había presupuestado en unos irreales 4.000 millones de euros. Para que se hagan una idea: el aeropuerto de Barajas costó 6.600 millones y el soterramiento de la M-30 unos 3.500 millones (un 40% de lo inicialmente previsto). Con esas premisas, imaginénse en cuanto se quedaría el coste final de esta obra de ingeniería imposible y muy peligrosa: es una zona sísmica y un temblor en 1908 dejó 100.000 muertos. Sí, en Japón también tienen puentes de este tipo y no se caen. Ya. Japón.Italia. Busquen las diferencias.

El proyecto inicial prevía ¡11 años! de obras para 3,6 kms. de longitud, más todos los accesos y demás. La Mafia ya se estaba frotando las manos: de partida, 11 años de dinero público contante y sonante llegando a construir una infraestructura faraónica. Afortunadamente, el tema salió del debate electoral -y del programa- en las elecciones de este año, ganadas por Berlusconi. Este gran personaje, autor de frases memorables, dijo en 2005 que con la obra "los sicialianos podrían ser realmente italianos". Ahora, que gobierna para todos los italianos y con el puente olvidado, ¿qué pensará?. Bueno, ya saben, el día 18 gran fiesta: se acaba una obra en Italia y encima ha quedado bien. A veces los puentes sirven para unir con el futuro y no simplemente orillas.

9 comentarios:

Niandra dijo...

Para mí que Georgio Napolitano no pisa ese puente ese día...

http://www.elpais.com/articulo/Revista/Verano/problemas/puente/veneciano/Calatrava/elpepucul/20080827elprdv_19/Tes

Sergio dijo...

Hombre, está viejo, pero para decir que no va...

Anónimo dijo...

Se "revisa la cimentación" probablemente para encarecer el coste final a base de toneladas y toneladas de ferralla y hormigón. A x euros por tonelada extra alguno que otro puede forrarse en cualquier obra, desde el propio diseñador hasta el contratista. Nadie sa ha preguntado por qué proliferan construcciones que mas bién parecen bunkers a prueba de misil que edificios de viviendas? Sobredimensionando la estructura, me aseguro que no caiga ni a cañonazos y a la vez hago rico al del hormigón. Por supuesto, yo así también soy arquitecto, incluso mi abuela. Un puente bién calculado y mecánicamente resistente, oscilaría al paso de los vehículos, sin embargo muy pocos se atreverían a cruzarlo, resultado: mamotretos infames para que nadie se asuste y cruce. La prueba es muy sencilla, un avión es una estructura donde mas allá de los miedos y otras fobias, se busca ante todo la máxima resistencia con el mínimo peso, cualquiera puede ver en vuelo como flexan y cimbrean las alas, y obviamente no rompen aún estando sometidas a cargas tremendas. Bueno Sergio, me vuelvo a tu blog de ciclismo, no sabía hasta hoy de este....uhmmm, me gusta!

pepita dijo...

Um, creo que se han juntado el hambre con las ganas de comer, que Calatrava tiene antecedentes penales en cuestiones de puentes... que los atenienses están pagando todavía la factura del Katehaki... y ese sí que es un puente absurdo donde los haya...

Sergio dijo...

Gracias por vuestros comentarios. Anónimo: el mejor ejemplo es la pasarela del Milenio de Foster entre Saint Paul´s y la Tate Modern. Como se movía, a poner pilones. Pero bueno, esa funesta manía que tiene este arquitecto de construir puentes como si fuese ingeniero. Y está el viaducto de Millau, presentado como una obra de arquitectura...

Pepita: que los atenienses sigan pagando es lo más normal. De no mediar Calatrava de por medio y su doble condición de arquitecto+ingenierio, todavía estaríamos esperando la inauguración de los JJ.OO. Tuvo que trabajar con unos plazos imposibles para cualquiera. Cuando he empezado a leer tu comentario pensé que me ibas a hablar del Zubi Zuri...

bitxulo dijo...

Sergio,

en principio estoy de acuerdo con tus idea expuestas, como estoy de acuerdo con los temas de ciclismo que leo desde hace años.

Únicamente me gustaría indicarte que ya había 3 puentes sobre el gran canal además del que acaba de inagurarse, se te olvida el puente de la estación.

Y sobre nuestro "arquitecto más internacional" qué quieres que te diga, los políticos le aman, pero los arquitectos e ingenieros no le podemos ver. Toda obra suya es un infierno, en Bilbao el aeropuerto es un desastre donde la gente tiene que esperar en la p... calle, mientras que el famoso puente de calatrava el arco no trabaja lo que debería por lo que el tablero si que lo hace y todas las losetas del suelo petan. En Valencia los mamotretos son estéticamente bonitos, pero muy poco funcionales. En NY la estación intermodal debe de ser peor que un parto. Ya de por si en obra pública el presupuesto siempre se rebasa, pero en las obras de calatrava el mismo se dispara.

Por cierto en el Millenium Bridge de Londres lo que tuvieron que hacer es instalar unos cables atirantados con amortiguadores para variar su frequencia dado que el mismo entraba en resonancia con el paso de la gente y el viento.

Sergio dijo...

Muchas gracias por tu comentario, bitxulo.

Anónimo dijo...

alguien sabra de un puente hecho en italia por un tal antonioli carlos.si me pueden ayudar les estare agradecidos.
adolfoantonioli@hotmail.com

Anónimo dijo...

Buenas, Sergio: estoy en misión de lectura de tus post.

Estuve en Venecia hace dos semanas: el punte es, en relación a la estética y a mi modo de ver, respetable. Pero cuando lo cruzas te das cuenta de que el vidrio está hecho para las ventanas. A día de hoy está hecho mierda.

Saludos de tu amigo asturiano al que tienes por orensano.