jueves, 17 de mayo de 2018

Asaltar los cielos desde un chalet

Noten que linda con descampados, donde irán los vecinos a cagar
Este post es la continuación de este y este, que se podrían agrupar bajo el denominador común de cómo gastan los políticos su dinero. Cómo gestionan su patrimonio aquellos que aspiran a gestionar el patrimonio de los demás, y que tantas y tantas pistas da sobre su desempeño, el país que representan, y los tiempos que nos ha tocado vivir.

En las elecciones europeas de 2014 eclosionó un partido sin filiación previa, montado en apenas un mes y que llegó a alcanzar un 7% de los votos emitidos. Sin ningún respaldo mediático, rápidamente emergió la figura visible de Pablo Iglesias, un brillante Doctor en Ciencia Política y protegido de Juan Carlos Monedero, el intelectual más relevante de la formación, y que veía en su joven delfín el candidato perfecto para lo que no habían podido conseguir en Izquierda Unida, de donde habían salido rebotados.

Poco a poco se fue reconstruyendo la biografía de Pablo Iglesias, con destacadas aportaciones por su parte. Hijo de uno de los escasos militantes reales del Partido Comunista durante la dictadura de Franco -y verán que la figura del padre volverá a aparecer-, había logrado las mejores becas que otorga España para los estudiantes brillantes, para a continuación emprender la carrera académica al mismo tiempo que la militancia política.

La segunda se impuso a la primera, como es bien sabido. El Iglesias joven que se iba a las tertulias de ultraderecha a llevar la contraria a la caverna se fue haciendo, de manera acelerada, en un político profesional: así no extrañaba que se dejase entrevistar por Ana Rosa Quintana en la casa en la que vivía en Puente de Vallecas (Madrid), que era la de su abuela.

De ese momento queda una de sus mejores frases. La señora pija líder de las mañanas catódicas, espantada ante el entorno cotidiano de una casa no reformada -pero tampoco cochambrosa, ojo- preguntó al político que por qué no cambiaba las puertas, aunque en el fondo preguntaba que por qué no tiraba abajo todo: "yo soy partidario de que, si una cosa funciona, no hay por qué cambiarla". O algo así.

Era el año 2015, y tres años después Pablo Iglesias, con una nueva pareja con la que ya convivía en una casa de alquiler, firmaba una hipoteca por una casa escriturada en 600.000 euros de vellón,  una cifra inalcanzable para la inmensa mayoría del electorado que aspiran a cazar, que no es otro que los perdedores de la crisis.

Materialismo dialéctico a la vera de la piscina
El bastante perspicaz político español ha caído en la trampa del nido. Espera hijos con su pareja, y al parecer es un fenómeno bastante común: desde los posters que siempre han estado colgados con chinchetas que, de repente, tienen que estar enmarcados, a comprar una casa "para que en el futuro los hijos tengan algo". Un chantaje emocional que hunde sus raíces en procesos biológicos de amplio calado en los que es mejor no abundar, porque a nadie le gusta ver expuesta la naturaleza animal de nuestro ser, aparentemente racional.

Aparentemente. Es prácticamente inconcebible que un político de un partido como el que representa Podemos, que empezó con lo de la "casta" y la "deuda ilegítima" o las "auditorías ciudadanas", haya pasado en tan breve periodo de tiempo a comprarse una casa de esa cuantía, y cayendo en las mismas trampas ya indicadas en los posts enlazados al principio.

La aspiración legítima de tener algo en propiedad -un valor innato al ser humano, y basta ver como los recién nacidos lo tienen muy marcado-, así como la de gastarse el dinero en lo que le de la gana a cada uno, chirría sobremanera en este santón, que ofrecía un modelo de vida alternativo (no olviden lo de las camisas compradas en Alcampo) en una época de materialismo y consumo desaforado como centro de la existencia de tanta gente.

¿Había casas más baratas? Sin duda, y también que cumplían las características que, al parecer, buscaban. Eso sí, sin tanto jardín -nada menos que 2352 metros cuadrados de propiedad, de los que solo 268 están edificados- y probablemente sin piscina. Recientemente se ha sabido que Susana Díaz evita comer marisco en público, algo que entre la población del Gran Sur se asocia a vicio y corrupción, pero parece que Pablo Iglesias no vió su propio reflejo en la piscina de la nueva casa.

La pareja va a pagar 540.000 de hipoteca a 30 años, unas cifras que están muy por encima de la media que ofrece el Colegio de Registradores de la Propiedad (121.000 euros) y no tanto en duración (23 años y 8 meses), dejando la belleza de 1700 euros al mes a pagar durante tres décadas. Como suele pasar en estos casos, y está en la base de la burbuja inmobiliaria española, la gente no es muy consciente de lo que significa ni estas cifras, ni estas fechas: hace 30 años, por ejemplo, existía el Muro de Berlín.

360 meses pagando el sueldo medio español (cifrado en 1800 euros, más o menos) por la casa, que en teoría se acabará de pagar cuando Pablo Iglesias tenga 70 años, su pareja 60 años, y sus hijos 30 años. Una puta locura, para entendernos. Como tantos y tantos estafados en la aspiración de tener una casa, estos tolais han alargado el crédito para pagar menos, en vez de buscar una casa más pequeña y asequible, de resultas que la casa que no tienen en propiedad -es del banco hasta que acaben de pagar, otra cosa que se olvida fácilmente- ya cueste, en el momento de firmar la hipoteca, 800.000 euros, porque 200.000 euros adicionales son para la amortización del crédito.

Yo no tengo ninguna duda de que la joven familia podrá asumir el crédito. Como demuestran con esta compra, son políticos profesionales, y de eso van a vivir. A pesar del propagandista y populista "sueldo limitado a 3 veces el Salario Mínimo Interprofesional" -unos 2200 euros por cabeza, equivalente a lo que cobra un profesor universitario sin complemento alguno-, es una buena cifra de ingresos mensuales, y que significa que destinarán a la vivienda en torno al 30% de sus ingresos.

No hay toldo para una piscina tan irregular. Hay que cambiar el agua cada año
El problema es que estos no están asegurados. O sí, porque se ven de políticos hasta dentro de 30 años, que en el caso de Pablo Iglesias será con 70 años cumplidos. Solo así se explica que hayan asumido un crédito hipotecario tan prolongado, concedido por la Caja de Ingenieros, una entidad que sobrevivió a la gran quema de cajas por ser una cosa sectorial, limitada y enclenque, y que seguro que ha sido escogida por la joven pareja para no tener vínculos con bancos de los conocidos, y que alguien les reproche algo.

La casa adquirida se puede ver aquí, en el mismo medio que pagó los 15.000 euros que pedían por la exclusiva. Está decorada de manera horrible, en un rústico de pega donde destaca el baño-tinaja en la zona de jardín, en esa tendencia a lo kitsch tan propia de Madrid y de la zona donde está, en la periferia norte de la capital. Lo que se conoce como "la sierra".

Lo cierto es que Madrid tiene sierra por tres de los cuatro puntos cardinales, pero cuando uno de Madrid se refiere a "la sierra" esta es la norte, donde pueblos sin ningún interés o arrasados en la Guerra Civil -y reconstruidos por el programa de Regiones Devastadas y el Instituto de Colonización- empezaron, a partir de los años 60 y la liberalización de la economía, a experimentar el fenómeno de la suburbanización, un urban sprawl a la americana sin parangón en Europa.

Así es Galapagar, el municipio donde está la casa de los 600.000 euros. Una calle central que era y es el camino entre dos pueblos, una estación de tren donde antes paraban los trenes al Norte y que ahora solo es de Cercanías, un "casco histórico" con una iglesia sin valía en una plaza de granito gris, y una serie de urbanizaciones que son cinco o seis veces más grandes que "el pueblo", denominación mitológica con las que los madrileños se refieren a sitios como Móstoles (210.000 habitantes) o Las Rozas (90.000 habitantes), cuando de pueblo no tienen nada, ni las gallinas.

Son metástasis de Madrid, sin mayor valor añadido. El supuesto "contacto con la naturaleza" es mayor que en una torre de viviendas, pero en absoluto se vayan a creer que eso es Inglaterra, Francia, Suiza o Alemania, donde se puede salir de las grandes ciudades andando y entrando directamente en la naturaleza. Es una pesadilla distópica de calles anónimas, de vallas cerradas, de viviendas unifamiliares encerradas en sí mismas, y de dependencia del transporte privado.

Ese ambiente es el que han escogido la pareja de Iglesias y Montero para sus futuros vástagos, y en un sitio como Galapagar, con un porcentaje de blanquitos al 98%, dice mucho de sus aspiraciones vitales. Un ambiente muy distinto, formado por wannabes, al de Puente de Vallecas o el de Rivas, lugar en donde vivían de alquiler y también con muchos aspirantes a medrar, pero de menor nivel que en Galapagar.

Pasado un día desde que se conociese el asunto, que en principio no tendría mayor interés si no fuese por lo que supone para uno que se vendía como un santón y modelo de vida, la diputada Irene Montero ha decidido explicar las razones en un comunicado en Facebook, redactado con un nivel de bachillerato malo, mezclando género y número. El escrito abunda en el desasosiego que ya dejaba la noticia de por sí misma, y es muy ejemplificativo del país que tenemos, y de la despreciable clase política.

Montero destaca que la casa "está a 40 km de Madrid", como si eso fuese en demérito de la misma, cuando lo único que va en demérito es de su propia calidad de vida, porque siempre van a tener que ir a trabajar a Madrid capital. A 40 km. de Madrid está Fuentidueña del Tajo, un sitio de gallinas y gitanos, pero ahí no se han ido a vivir, no. Se han ido a Galapagar, a una urba -en otro momento estaría bien hablar del ambiente de las urbas, especialmente el juvenil- de las de setos cortados, farolas con las bombillas puestas y rodeados de gente bien, no esa chusma que se encuentra en las casas okupas que fueron el germen primigenio de Podemos.

Pero lo más repelente llega después, tras haber apelado a los hijos y demás ñoñerías como "proyecto de vida".  Resulta que, aunque el comunicado aparece en el Facebook de la diputada Montero, lo ha redactado una tercera persona, si no se explican estas frases: "Irene ha necesitado para ello pedir un préstamo a su padre. El padre de Irene ha trabajado toda su vida como mozo de mudanza y su madre es profesora de educación infantil. Los padres de Pablo han ganado más. Su padre es inspector de trabajo (jubilado) y su madre abogada laboralista (jubilada). Tenían buen sueldo, sobre todo su padre, y le dejarán una herencia que nos ayudará."

¿El Notario? ¿Monedero? A saber. Lo importante es lo que dice: que han sableado a los padres para comprar una casa que no se podrían permitir, además de por decencia y por vinculación a su electorado y lo que decían en el pasado. Así es España: gran parte de la burbuja inmobiliaria viene inflada por esos padres avalistas, o que venden la casa en el pueblo para pagar las cuatro paredes en un arrabal de gran ciudad. Los promotores lo saben perfectamente, y añaden un sobreprecio a un producto ya inflado de origen, porque saben que la familia siempre estará ahí, y sus ahorros.

Lo de pedir un préstamo a los padres para pagar la casa es relativamente habitual. Por ejemplo, ya lo hizo la Infanta Cristina con el Rey Juan Carlos, aunque todos sospechamos que fue un ardid urdido a posteriori para rebajar ante la Fiscalía lo robado con el Instituto Noos. Pedirlo a alguien que ha sido mozo de almacén ya es ponerle ya es ponerle mucha cara. Peor es lo que se dice de los padres de Iglesias, a los que ya dan por amortizado (jubilados), pero que "dejarán una herencia que nos ayudará".

Es terrible. Si yo fuese su padre, incluso siendo un comunista de vieja impronta, me fundía todo para no dejar nada a esa nuera e hijo que cuentan con el dinero que no han trabajado para pagar sus lujos. La frase es tan desoladora que deja entrever que sí, que la hipoteca a 30 años, pero que en esos 30 años se van a morir los padres y van a usar la herencia para rebajar la duración de la hipoteca. Pero de renunciar a los 2000 metros cuadrados de terrenito y la piscina, nada de nada. Amortizados en vida. Los padres, me refiero.

No acaba aquí. El comunicado concluye con amenazas ("No deseamos que les ocurra lo mismo a otros líderes políticos ni a creadores de opinión o propietarios de medios de comunicación.", todo un aviso a los periodistas) y un espectacular "asumimos que con nosotros funcionan reglas diferentes que con los demás. Sabemos por qué es. También por eso queremos vivir más cerca del campo", que apunta a una mano negra sin identificar.

Las reglas son las mismas para todos, pero si vosotros mismos os habeis puesto un listón con lo de la decencia, la casta, el salario mínimo interprofesional x 3, hay que asumir que lo de comprar una casa así, pretender que no se iba a saber cuando todos los grupos de comunicación se dedican a bombardearos y encima pretender que aquí no ha pasado es de muy cara dura. Lo que son, y sin ningún atisbo de duda. Querían asaltar los cielos pero no les valía desde un adosado, querían un casoplón. Ya lo tienen. Por el camino se van a quedar un buen número de votantes, porque el asunto de la casa lo van a sacar recurrentemente los enemigos, y esperemos que también alguno de los amigos con algo de decencia propia.
***
Espectacular reportaje sobre cómo se ha alterado la fauna de los lagos Michigan y Huron, y todo por buscar que el agua fuese más clara
***
En esta noticia sobre la inauguración de una línea de tren en Grecia se condensa toda la historia reciente del país
***
Funcionarios de día, empresarios por la tarde: cada vez más, y cada vez más en Asturias, donde la #MafiAsturias. 
***
Había que abrir la piscina como fuese, a pesar de que la población de 50.000 habitantes ya tenía otras dos en servicio. Se abrió, y este es el resultado.
***
Brillante artículo sobre la educación concertada en España
***
El tranvía de Madrid, otra de las locuras de esos "expertos gestores" que eran y son una cleptocracia, costará un total de 2500 millones de euros hasta el 2036, en la previsión más optimista. Apenas tiene ocupación y fue diseñado con los criterios de un mono con un lápiz.
***
Maravilloso artículo de mi admirada Anne Applebaum sobre cómo Stalin consiguió ocultar la gran hambruna ucraniana.
***
Interesante: un documental sobre los Chicago boys que transformaron la economía chilena.
***
Cuando se pregunta a la ciudadanía por megaproyectos arquitectónicos, esta no tiene duda: los 131 millones que Ginebra iba a gasta en ampliar su museo de "arte e historia", y para el que ya tenía apalabrado a Jean Nouvel, se quedarán en casa.
***
¿La mejor compra de la Historia?  Por ahí estará...

11 comentarios:

Anónimo dijo...

El asalto a los cielos se ha quedado en absorber a los votantes más de izquierdas del PSOE y anexionarse la ya decrépita IU aún a costa de perder el voto de los comunistas ultramontanos. No es que no tenga mérito pero todas aquellas opiniones de hace unos años en las que se hablaba del advenimiento del segundo Felipe González (el único político de este país que ha sido capaz de movilizar de manera significativa a votantes fuera de su espectro ideológico, por más que el PSOE de los 80 fuese un atrapalotodo a lo CiU pujolista) y ha resultado ser un Anguita pero encima incoherente con su propio argumentario. Al final se ha demostrado que el vincular cargos y situación dentro del partido a la proximidad al líder ha sido una estrategia fallida.

Que se compren una casa más grande que mi pueblo no debería suponer problema alguno. Todos queremos tener la mejor vida posible. El problema viene cuando llevas bramando contra todo esto desde hace no menos de 8 años y acabas haciendo todo eso en cuanto tienes asegurado que vas a poder vivir de la política durante décadas (lo de la RBU, quitas de deuda, nacionalizaciones y tal está ya más muerto que los Reyes Católicos). Todo esto por parte de Iglesias y Montero, claro; ya que la única persona de Podemos que ha hablado del tema ha sido Monedero, que fue asesor económico del gobierno de Chávez si mal no recuerdo, y si uno lee eso de "una letra de 500€/mes" entiende bastante bien el estado de la economía en un país con el petróleo por castigo.

Al final, creo que es una noticia que no hará más que profundizar en lo que las encuestas marcan a día de hoy. El PSOE del improbable Sánchez, carente de ideología y proyecto más allá de repetir con determinación prusiana los logros de los 80, será la muleta que decantará el Gobierno en favor de Mariano Pantocrator o los Peones Negros revisited. Todo esto es medio de la crisis política más bestia del último siglo, con la región más importante partida en dos (recalcar también el tiro en el pie del independentismo poniendo de President a un señor que te firmaría punto por punto las teorías raciales del siglo XIX. Al final cuando ahondas en las listas de un partido encuentras a auténticos tarados) y la sensación de que si no fuese por los dirigentes semisubnormales del Reino Unido post-Brexit y la sordidez intrínseca a la política italiana (Lega y M5S exigiendo quita de deuda y planteando un mecanismo para salir de la UE. Todo esto con Berlusconi de muleta) estaríamos intervenidos o medio marginados a lo Polonia/Hungría.

El 15M fue cambiar todo para no cambiar nada. Una agencia de colocación superefectiva. Tampoco se podía esperar más de un picnic a tamaño nacional, pero ha sido todo tan grosero que asusta.

Anónimo dijo...

La verdad es que Asturias es una mina... llevo unos tres años trabajando en diferentes proyectos (alguno en Gijón, otros en Aviles), y la verdad es que hay perlas todos los días. Evidentemente que hay gente buena, pero hay otras figuras que manda narices...

Martin dijo...

Este es el único sitio en el que he leído una reflexión sobre el uso de la herencia para amortizar la hipoteca. Y es un tema al que le he dado bastantes vueltas, por mi situación personal.

Yo no tengo hipoteca, pero tengo una casa en propiedad. ¿Por qué? Porque mis padres, hace 25 años, prefirieron comprar una segunda vivienda en las afueras de la ciudad (y alquilarla) en vez de comprar una casa en primera línea de playa para sus vacaciones. Cuando me independicé, me dijeron "toma, ahí tienes las llaves, haz lo que quieras con ella". Me metí ahí con mi pareja, y hasta hoy.

Podíamos haber vendido la casa, usarla como entrada para un casoplón o un pisazo en el centro, e hipotecarnos como hace el resto de la gente. Pero nos incomodaba vivir unos lujos que nosotros no podíamos pagar, sobre todo si lo hacíamos a costa de los lujos que mis padres no quisieron para ellos. Por tanto, nuestra decisión ha sido seguir ahí, y administrar la ventaja económica que supone no tener una hipoteca para que nuestros hijos tengan en el futuro las mismas facilidades que hemos tenido nosotros.

No me quiero poner como modelo de nada, pero me molesta especialmente que alguien con el discurso de Pablo Iglesias no se sienta incómodo comprando un chalet con 2000 metros y piscina sabiendo que chupará del curro de su padre para pagarlo.

Priapista dijo...

Más allá de todo lo resaltado (incoherencia política, síndrome del nido, carroña filial, analfabetismo matemático), es un acto que muestra la enorme soberbia, de nuevo, de Pablo Iglesias. Está compra no pasaría por el filtro del asesor cercano más lameculos.

Lo han hecho sin decir nada a nadie del entorno, a César le falta el esclavo que le recuerde su mortalidad, a Pablo Iglesias nadie le asesora, nadie le dirige. Es terrible, una cosa es ser una marioneta del equipo, otra cosa es esto.

Porque toda su argumentación de todo a cien, apelativa a la intimidad, el proyecto de vida, y el espacio vital para criar a nuestros hijos, lo podrían haber resuelto con el mismo chalet, o uno similar, de alquiler. La figura del alquiler temporal con un sueldo alto como político, incluso pudiendo dedicar los 3x SMI íntegros de uno de los dos miembros de la pareja, es aceptable, sigues teniendo tu "proyecto de vida" íntimo, puedes apelar a la seguridad, pero no das esa terrible sensación de político casta vitalicia que debieran haber intentado evitar.

Incluso esa panacea de los idiotas que es el "alquiler con derecho a compra" hubiera sido mejor fórmula, si le arrancas ese compromiso al vendedor, todo esta noticia se diluiría; lo escandalosos no es el chalet, ni los 600.000 que cuesta, lo escandaloso es el hecho registral.

Sergio dijo...

Interesante el artículo de la concertada. Lo del bilingüismo creo que se podría resolver hacinedo un programa bilingüe de verdad, en el que como dice el artículo primero se aprendiera al menos a entender el idioma y luego ya se imparten los contenidos. Mi experiencia es que efectivamente los niños aprenden inglés bastante bien, el menos en el caso que conozco, pero es verdad que a costa de mucho esfuerzo, por parte de los niños, que no está mal, por parte de los padres, que no debería ser, y en muchos casos esfuerzo económico que tampoco debería ser. estos dos últimos puntos hacen que efectivamente la realidad sea la que indica el artículo.
Supongo que la solución sería empezar el programa en infantil, y no es obligatoria, con lo que imgino que no se pueden dar unos contenidos excluyentes como sería el inglés, pero ya se exije para entrar en primaria saber leer y hay niños que empiezan la escolarización en ese momento.
Yo la verdad es que lo que se me viene a la cabeza al ver estas cosas es que no veo a nuestros políticos preparados para tramar todo esto buscando unos fines, pero a sus amigos ricos si.

Anónimo dijo...

Buenas a todos,

Incoherencia por todos los lados,otra forma de corrupción...no deja de ser engañar o tomar por bobos a los votantes...
Tiene bemoles el tema de la distancia al lugar de trabajo, que les obliga a una dependencia total del transporte privado, consumo de combustible majo...,la piscina con el consumo de agua desmesurado y en definitiva el consumo de recursos que supondrá el pedazo chalet... cuando hemos tenido que escuchar todo la retaila ecologista de la sostenibilidad del planeta de sus socios de EQUO y de ellos mismos. Cojonudo seguir así...

zamek dijo...

La verdad es que el tema inmobiliario da mucho juego, lamentablemente, porque para muchos es un juego.

No han estado especialmente avispados en la compra, les han dado carnaza a los carroñeros. Si se hubieran comprado una cosa "estándar", algo funcional de calidad pero sin lujos nadie podría decir nada. El problema de la pareja es que ese discurso de la casta, el capitalismo y los áticos de lujo les vuelve como un boomerang.

Contar con la herencia de tus padres y suegros es lamentable. Es peor la justificación de ella de por qué se han comprado la casa que el hecho en sí.

Me imagino que el resto de políticos vive en apartamentos de 50 m2 porque nunca había visto esta polémica. Pero por otro lado, esos políticos que llevan 20-30 años cobrando sus buenos salarios, con sus correspondientes dietas y sobres de amiguetes deberían ser detenidos cuando dicen tener 2000 euros en una cuenta, un Opel Vectra del 98 y el piso a partes iguales con los hermanos.

PD: Escribo desde Donosti y somos tan pringados que me parece hasta barata la casa.



Anónimo dijo...

Aparte del precio de compra, el gasto en mantenimiento de la casita (piscina, jardines, etc.) será también elevado. A no ser que se encargue el propio Pablo de tenerlo todo en orden.

Mikel Berdud dijo...

Estoy de acuerdo con el post en general y en particular con casi todos los puntos que se argumentan en el. Pero matizaria por ejemplo, que la casa no les va a costar solamente lo que van a pagar por ella. En el momento en el que han decidido comprar y vivir en una casa nivel "casta", su tren de vida necesariamente tiene que ser nivel "casta" tambien. A lo que voy es que los gastos fijos del chalet pueden ser el 30% de su renta familiar total, pero los gastos corrientes (mantenimiento de piscina, jardin de 2000 m2, chalet, cerrado, etc.) y el transporte diario a Madrid ya es un doblon. o tienen tiempo para el bricolaje y chapuceo diario a nivel profesional. Tal vez pongan a trabajar a sus padres tambien. Vamos que la casa no es mas que un simbolo de que han decidido vivir como ricos. Ellos, los defensores de los pobres, la pisoteados por la crisis y la justicia social. Todo a costa del valor que produjeron sus padres en el pasado y el que produce la sociedad espanyola en la actualidad. Que sera lo siguiente, invitar a un mendigo a cenar en Navidad?

Anónimo dijo...

Pero es en Galapagar, y no en Fuentidueñas del Tajo, donde se puede disfrutar del tan asombroso y mucho ejjjpañol espectáculo de ver salir el sol por encima del Gran Casino de Torrelodones y el Canto del Pico, morada de Su Excelencia el Caudillo, y ver ponerse al mismo, entre el Monasterio del Escorial y la Gran Cruz del Valle de los Caídos.

SI SE PUEDE.

Anónimo dijo...

Sabiendo lo que hay han sido muy torpes, es evidente. A unos se les exige una coherencia absoluta y un comportamiento público y privado próximo a la santidad mientras que los demás pueden robar, mentir a papo lleno y chapotear en la porquería a diario sin que eso suponga mayor problema para sus fanboys. Es pelear con una mano atada a la espalda.

Las hipotecas de la casta de verdad (eso cuando la piden y no pagan directamente en cash o mediante una empresa panameña) tienen un cero más. Una casa como esa a 40km de la ciudad, ni parece demasiado cara ni de un lujo excesivo para las circunstancias particulares de estas dos personas. Un piso de 100/120m2 en Madrid no debe ser mucho más barato.