domingo, 29 de enero de 2017

Rafa Nadal, empresario inmobiliario

Nadal, con la primera piedra: de ahí esos brazacos
Sabido es que en España se idolatra a ciertos personajes hasta el punto de considerarlos ejemplo de valores, mejor deportistas de la historia y ciudadano ejemplar, aun cuando haya defraudado fiscalmente,   esté vinculado a prácticas médicas que en cualquier deporte se calificarían de dudosas,  tenga un TUE -certificado para doparse legalmente- del tamaño de un camión, 
y cobre dinero público tanto por dejarse entrevistar (¿te creías que lo hacía gratis porque es español?) como por promocionar el jamoncito y el aceite por esos mundos de Dios.

Ahí está, en un estatus de deidad a pesar de todo este largo historial, y en gran parte lo es por la impresión generalizada de que es una buena persona. Que, como mucho, lo manipulan y zarandean desde el entorno para comportarse de esta manera. Que no sabía lo que firmaba, en popular expresión usada últimamente en los juicios por esposas y, ¿por qué no?, por deportistas representados-simbiotizados por su representante o tío.

El miércoles 19 de octubre de 2016 Rafa Nadal, famoso tenista comprometido, inauguraba la improbable Rafa Nadal Academy  y el Centro Internacional de Tenis Rafa Nadal, construidas ambas en Manacor, municipio mallorquín de donde es oriundo. "Es un proyecto muy especial y doblemente especial porque está en mi casa. Es un sueño hecho realidad".

El "sueño hecho realidad" tiene esta memoria de calidades: 26 pistas de tenis, 10 de pádel, dos piscinas, un área de fitness, un campo de fútbol 7 y una pista adicional polivalente. Además, también hay un Museo sobre adivinan quien (nutrido con fondos de la Fundación Rafa Nadal), un bar-restaurante que sirve comida healthy, una clínica (¡que no falte nunca!) y el Rafa Nadal Sports Residence, un hotelazo con 65 habitaciones de 130 euros la noche.

Mallorca y hoteles, ajá. La isla que ha forjado las dinastías de los Matutes, Meliá, Riu y tantas otras no podía quedarse atrás en esta ocasión en que su hijo más ilustre a nivel mundial (lo siento, Ramón Llull no es conocido en China), y que menos que apoyarle con otra cosa muy mallorquina, la tierra de Canellas, Munar o Jaume Matas, el primer ministro del Régimen de la II Restauración que ha pasado por la cárcel por corrupción.

El apoyo administrativo ha sido la tramitación de un Plan Urbanístico especial que ha permitido cementar 24000 metros cuadrados fuera del anillo -la part forana, en lengua local: Manacor es un pueblo concéntrico, con un núcleo urbano muy concentrado- a mayor gloria de Rafa Nadal, porque así se llaman todas las instalaciones del complejo. Aunque se comenzó a edificar en 2014, el proyecto recibe la calificación de "interés general" por parte del Consell ya en 2011 y una tramitación de "puesta en marcha urgente", no vaya a ser que no hubiese pistas de tenis donde la ciudadanía se explayase imitando a su ídolo.

Un momento: 24000 metros cuadrados de colada en una isla con serios problemas de masificación urbanística, con un fuerte movimiento popular del tipo "Salvemos nuestra tierra" (pero yo soy rico gracias a todo lo que se ha hecho, sino seguiría en el campo) y en plenos años de la supuesta crisis...¿cómo se logra eso?

Pues muy fácil: el nombre de Rafa Nadal abre puertas. Lo hace en España y en parte del extranjero, no lo va a hacer en Mallorca y Manacor. Hasta ahí podríamos llegar: hasta el pueblo primigenio, y en forma de un Plan Especial que supone una modificación radical del PGOU y que requirió la aprobación de una Ley Especial en el Parlamento Autonómico, rendido ante los encantos del campeón de las raquetas.

De extra en El Libro de la Selva
Todo especial, a la altura del excepcional campeón: tan especial que reducía el porcentaje que terreno destinado a uso público que contiene toda operación inmobiliaria, saltarse los controles previos municipales y, cómo no, la evaluación de impacto ambiental, que tantos buenos proyectos inmobiliarios ha tirado al traste en España, y todo por salvar unos vencejos, unas jaras y algún lince. Donde esté el nombre del famosete de turno, que se quite la naturaleza. Ya crecerá de nuevo.

Ha sido tal la claudicación del poder político, que en teoría vela por los intereses de la mayoría y no por los de un particular, por muchas lesiones, TUE y Roland Garros que tenga, que ni siquiera se ha pagado la licencia de obras municipal, estimada en torno a 700.000 euros, como si el famoso deportista no tuviese liquidez o, peor aún, no quisiese contribuir al desarrollo de su pueblo de una vía directa, y solo lo haga indirectamente: con los empleos generados, la fama, la promoción y toda esa retahíla de cosas que se dicen cuando hay proyectos de este tipo.

Al parecer, el clan Nadal negoció esas ventajosísimas condiciones de la mejor manera mediterránea, con continuas amenazas de llevarse el proyecto "a la península" -con el descrédito que eso supondría para Mallorca y su perfil de votantes, cuando debería ser orgullo ante el chantaje al que se veían sometidos los políticos- y que, en cuanto les decían que la Ley era así, decían que todo eran trabas o pegas y se levantaban de la mesa.

Cuando algún técnico municipal cualificado exigía cumplir la Ley, como por ejemplo ceder el 15% del terreno usado para uso público, los Nadal directamente tocaban el botón político, hasta el punto de crearse la Ley ad-hoc citada más arriba, aprobada por Jose Ramón Bauzá (el farmaceútico presidente del PP) con apoyo del PSOE, una grosse koalition balear más grosse que el brazo del manacorí. Al fin y al cabo, la isla es casi un Land alemán y es normal que tengan parte de sus usos políticos. Los otros vienen de Sicilia.

Así fue la creación, y ahora lleva unos meses en uso. En un uso muy distinto del que se aprobó el pelotazo urbanístico, lo que lo convierte en doble pelotazo: si el trámite especial era porque era una "instalación de interés general" o cualquier otra tontería similar, resulta que el interés general ha acabado convertido en que la "residencia con escuela para los futuros tenistas" (al estilo Masia o similar), ahora es la AIS American International School, una escuela privada de élite, donde se dan clases con ese nivel de exigencia que ustedes esperan. Y las 65 habitaciones funcionan como las de un hotel. Repito: como las de un hotel, falta el Trip Advisor con sus estrellitas. De explotación privada.

Un negocio redondo. Bajo el marchamo el inmaculado nombre de Rafael Nadal (véase el primer párrafo) se ha construido en seis hectáreas de suelo rústico sin pagar un duro al Ayuntamiento y ahora se recogen los beneficios de un hotel que oferta sus plazas a 130 euros la noche. Y el curso anual en la Academy de pelota-raqueta -también conocido con el anglicismo de tenis- a 56.000 euros.

Uno pensaría que los Nadal estarían agradecidos a la Ilustre y (Hasta ahora) Invicta Villa de Manacor, pero no es así. Nunca es así con esta gente, nunca, al contrario: el clan se ha querellado contra el Ayuntamiento por expropiarles un terreno adyacente a la "Academy" que habían comprado años antes por el módico precio de un millón de euros y ahora piden ¡14 millones de euros! por estar, cómo no, pegado a su pelotazo. Tan pegado que lo usaron para acumular materiales de obra, bloqueando un camino público. Porque lo público se hace privado en todo este asunto, muy bien explicado en este vídeo, con el delicioso acento mallorquín.

La suma aproximada de la Operación Manacor para los Nadal debe ser así: 56.000 euros por cada pringado que paga un año de tenis, el fortísimo cánon anual que debe pagar la AIS por usar las instalaciones, el uso hotelero de las habitaciones y la cafetería y el posible pelotazo adicional de 14 millones de euros, que nadie duda que saldrá adelante. Y todo bajo el nombre de alguien que parece no saber lo que firma, que simplemente se tumba en la camilla y dice "lo que usted quiera, doctor", o que coge la pluma y dice "firmo donde quieras, Toni".

Antes todo esto era campo
El complejo edificado es horrible, huelga decirlo. Como denuncia el colectivo mallorquín Terraferida, destroza 6 hectáreas con "un impacto visual y paisajístico desmesurado", en el entorno histórico de la pedanía de Sa Torre dels Enagistes. Por otra parte, no tardará en presentar vicios de construcción, porque se ha levantado en solo año y medio, al parecer por las prisas de tener la obra terminada, no vaya a ser que la Ley ad-hoc acabase en el Supremo, como tenía que haber sido y no ha sido por...bueno, Rafa Nadal tiene muchos amigos. Todos quieren ser amigos de Nadal. Hasta el Rey de España.

Todos, incluso Telefónica, la empresa más poderosa de España -que tiene tanto dinero que puede fichar a Zaplana para no hacer nada, o a cualquiera que le pidan desde el poder político en justa retribución por mantener la cuota fija telefónica, 24 euros todos los meses que pagamos al antiguo monopolio-, desde hace años vinculada a Nadal y que es el  patrocinador de todo el complejo, cuyo nombre oficial es Rafa Nadal Academy by Movistar.  Una gran decisión empresarial, como todas las de esta empresa.

En el acto de inauguración, presentado por el profesor de inglés Michael Robinson (también trabaja el lado humano del deporte, como por ejemplo construir por la cara y la fuerza del nombre una aberración como la Rafa Nadal Academy) el interesado promotor urbanístico y tenista local afirmó: "es un sueño hecho realidad". Sí, gracias a cambios en la Ley, favores y la sensación de que en este país se puede hacer de todo con total impunidad si alcanzas la condición de intocable.
***
Bartolín y la larga saga que inició 
***
Fantástico artículo sobre el Nobel de Economía a Schiller, la estupidez de comprarse una casa en propiedad y, en fin, el buen periodismo cuando es breve, declarativo y muy directo. 
***
Fomento, muy interesado en el futuro de la ZALIA. Al mismo tiempo, salen trapos sucios sobre el asunto.Todo es sucio: fíjese que proceloso cauce ha tenido que seguir todo esto para que se oiga en el Parlamento.
***
Sobre el cambio de huso horario en España, artículo en el NYT. 
***
Sorprendentemente, o no tanto, todavía se ve a gente por la calle con camisetas o sudaderas donde pone DDR.  
***
Me he reído muchísimo con esto. Molaría ver el informe completo, o incluso tener una copia. A saber cuanto han pagado por esa sarta de tonterías y mentiras.
***
Mamandurria andaluza en su pura esencia: Sevilla programa nueve exposiciones sobre Murillo entre 2017 y 2018, aprovechando un aniversario.  ¿No se podía hacer una o dos exposiciones en vez de nueve? Nooooo, porque en eso consiste la mamandurria: según el alcalde, será «el acontecimiento más importante desde la Expo 92» en la ciudad. Pues eso.
***
El Estado regala 150 mil euros de nuestro dinero a librerías...ojo al detalle de los proyectos subvencionados. 

7 comentarios:

Anónimo dijo...

"Salvemos nuestra tierra" (pero yo soy rico gracias a todo lo que se ha hecho, sino seguiría en el campo)

Esta frase vale por todo el post. Enhorabuena

Anónimo dijo...

No fue Matas el primer ministro entrullado, sino Barrionuevo

eneko dijo...

Sergio, no funciona el enlace de Bartolin

Sergio ciclismo dijo...

Sí, han borrado la noticia. He puesto una sustituta.

Anónimo dijo...

Leído el listado de "trabajos" para las librerías subvencionadas. Aluciné con 3000 euros para web (que le harán con WP invirtiendo 900€ como mucho) y 6000 euros para tienda online (que le harán por 1500€ en Prestashop como mucho) Esto me hace suponer que el diferencial, euro arriba o abajo se puede quedar en el camino???

Anónimo dijo...

A qué se dedica la prensa en Baleares? Y la oposición?

Anónimo dijo...

En Mallorca nadie cuenta esto, es un tema tabú, un personaje intocable, al que el Parlamento hizo una ley a medida para que diera uno de los mayores pelotazos en una isla donde ya son abundantes, y un señor que pago a la sociedad que le regalaba esos miles de millones de plusvalias, obligando a que su ciudad (Manacor) le tuviera que comprar por 14 millones de euros un solar que le habia costado uno.
Gracias Sergio
Josep